Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

A qué edad adoptar un gato

Normalmente, cuando una persona decide incorporar a un compañero felino en su vida, suele plantearse a qué edad adoptar un gato y si es más conveniente adoptar un gatito o un gato adulto. Lo cierto es que no existe una respuesta más o menos correcta sobre cuándo adoptar un gato según su edad , porque ambas opciones tienen sus pros y sus contras y es recomendable tenerlos en cuenta antes de tomar la decisión.

Adoptar un gato adulto

Existe la creencia de que adoptar un gato adulto puede ser una experiencia más complicada, debido a que por la edad de los gatos ya tienen adquiridas una serie de conductas que pueden dificultar su adaptación a un nuevo hogar con todo lo que ello conlleva.

Efectivamente hay algo de verdad en esto, porque se suele desarrollar la personalidad durante los primeros años de vida de un gato , pero este aspecto no es suficientemente relevante como para descartar la posibilidad de adoptar un gato adulto.

La mayoría de gatos adultos que viven en protectoras u otras entidades sin ánimo de lucro, y también los que provienen de hogares particulares que no pueden hacerse cargo de ellos, suelen ser felinos sociables, habituados al contacto humano, y muy necesitados de amor y cariño. Este hecho de por sí, los predispone a adaptarse fácilmente a sus nuevos propietarios cuando se adopta un gato , siempre y cuando perciban que están en un entorno seguro y cómodo, y que van a ser bien atendidos. Recuerda que los felinos, pese a ser mascotas independientes, gozan de un instinto muy pronunciado con el que identifican rápidamente las sensaciones positivas. Mientras dispongan de los espacios que necesitan (zona de arenero, alimentación y descanso), puedan curiosear a su antojo y reciban tus mimos, estarán encantados de convivir contigo.

Incluso en el caso de que el gato adulto que decidas adoptar haya sufrido un abandono traumático o haya sido víctima de maltrato, sus posibilidades de socialización son muy elevadas. En este supuesto, durante los primeros días de convivencia deberás destinar más paciencia, y dejarle un mayor margen de tiempo para que pueda habituarse a su nuevo entorno y recuperar la confianza perdida. La entidad o protectora ofertante te asesorará convenientemente sobre cómo llevar a cabo este proceso de adaptación.

Adoptar un gatito

La opción de adoptar a un gatito tiene otras ventajas, pero no está exenta de otros factores que también debes valorar debidamente:

  1. Los gatos tienen una esperanza de vida media que supera los 15 años. Adoptarlos cuando son gatitos, implica un compromiso a largo plazo durante todos los años de vida del gato que, de una manera u otra, va a condicionar aspectos de tu vida durante años (tiempo, viajes, planes…).
  2. Los gatitos, pese a que aprenden muy rápido, suelen ser tremendamente activos e inquietos. Su afán por descubrir el entorno que los rodea los hace incansables e incluso traviesos durante su etapa de gatito. Necesitarán de tu dedicación para aprender, habituarse a las rutinas de cuidado (uñas, baño, cepillado) y seguir ciertas pautas de educación, tales como no arañar, ni realizar destrozos en muebles u otros objetos.
  3. Los costes de atención veterinaria serán superiores a los derivados de la adopción de un gato adulto, puesto que incluyen las primeras vacunas, el microchip y la desparasitación (interna y externa). También debes contemplar el gasto de esterilización, que tal y como te indicarán en la entidad con la que realices la adopción, deberás llevar a cabo durante el primer año de vida de un gato para evitar consecuencias indeseadas.

Por último, si te decides por adoptar un gatito, intenta hacerlo una vez que haya superado los dos 2 meses de edad. A partir de ese momento, el gatito estará totalmente preparado para afrontar sus rutinas esenciales básicas sol (hacer necesidades en arenero y alimentarse), y podrás concentrarte en el resto de tareas y cuidados.

share.png SHARE