Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Nuevo gatito en casa

Encontrarás los consejos e información más recientes sobre traer un nuevo gatito a casa en nuestro sitio web. ¡Aprende a instalar a tu gatito en su nuevo hogar!

Antes de traer a tu gatito a casa

Antes de que tu nuevo gatito ponga su primera pata en tu casa, dedica algún tiempo a prepararle un espacio seguro y tranquilo desde donde pueda comenzar a explorar poco a poco el resto de la casa. Este espacio debe estar alejado de los ruidos y ajetreos de la vida cotidiana.

Instalar a tu gatito en su nueva casa

Deja el transportín en el suelo, abre la puerta y deja que salga cuando él quiera. Probablemente, pasará un buen rato olfateando antes de encontrar su cama.Cuando haya investigado todos los rincones, hazle algunos mimos y comprueba si necesita un descanso.

A los gatitos les encanta dormir y lo necesitan bastante. Seguramente, tras toda la emoción del viaje en coche y explorar su nueva casa, necesitará una siesta. Trata de resistir la tentación de empezar a jugar con él inmediatamente y déjale explorar y descansar sin que lo molesten.

Es la hora de comer: ofrécele algo de comida, pero que no te sorprenda si no se la come. Los gatos a menudo pierden el apetito si están un poco estresados; así que dale tiempo para que se instale y su apetito volverá pronto.

Leer más sobre la alimentación de tu gatito

Gatito durmiendo en la cama

Presentar al nuevo gatito en casa

Una vez que haya descansado y se sienta seguro en su habitación, ha llegado el momento de que conozca a su nueva familia humana. Obviamente, es un momento muy emocionante, pero procura que todos mantengan la calma. Al presentar a un nuevo gatito en casa, todo el mundo debe quedarse quieto en el suelo y aceptar una regla: tocar al gatito sólo si él se acerca a ti. Los niños no deben intentar agarrarlo o discutir entre ellos, porque tu mascota se asustará. Si el gatito intenta esconderse, convéncelo para que salga con un juguete o golosina y anímalo a que sea sociable, pero nunca lo atrapes o fuerces.

Puede ser una buena idea usar un espray de feromonas sintéticas o difusores de feromonas con enchufe, ya que hará que tu gatito se sienta seguro en la zona y le ayudará a estar relajado y tranquilo. Si te decantas por los difusores, distribuir uno o dos por toda la casa debería ser suficiente.

Las feromonas sintéticas imitan un olor que producen naturalmente los gatos. Desprenden estas feromonas para saludar a otros gatos y mostrarles un estado de ánimo amistoso y para marcar con el olor objetos familiares alrededor de la casa.

Gatito jugando con su dueña

Conocer a los niños

Si crees que estás emocionado con tu nuevo gatito, ¡imagina cómo pueden sentirse los niños! Para que entablen amistad con buen pie, enseña a los niños pequeños a cómo coger y sostener el peso del gatito adecuadamente y cómo acariciarlo con suavidad. Los niños entre 1 y 2 años suelen dar palmadas en lugar de caricias, algo que puede resultar incómodo e incluso doloroso para gatitos pequeños. Igualmente, enséñales dónde acariciar al gatito: en la parte superior de la cabeza y a lo largo del lomo. A pesar de que tocar la panza puede resultar irresistible cuando un gatito está rodando y jugando, la mayoría tienen muy sensible esta zona y podrían atacar. Y recuerda a los niños que deben dejar tranquila la cola del gatito ¡y jamás tirar de ella!

Aunque resulte tentador ver a un precioso gatito dormir, necesita un poco de intimidad. Asegúrate de que se le deja solo cuando está comiendo, va al baño o duerme, y mantén su bandeja de arena lejos de los niños pequeños. ¡Seguramente no querrás que tus hijos jueguen con ella!

Lávate las manos después de tocar al gatito, sobre todo después de limpiar la bandeja de arena. Anima a los más pequeños a hacer lo mismo.

Conocer a otras mascotas

La paciencia es el secreto para presentar tu nuevo gatito a las otras mascotas de la casa. Nunca los coloques en un lugar donde puedan pelearse con tus otras mascotas.

Los gatos y los perros suelen aprender a amarse unos a otros, o al menos a convivir juntos sin problemas, pero no se puede decir lo mismo de todas las mascotas. Mantén a mascotas como conejos, cobayas, ratones, pájaros y reptiles lejos de tus gatitos en todo momento, ya que pueden verlos como una presa.

Los animales se reconocen unos a otros parcialmente a través del olor. Así que cuando presentes tu gatito a tu perro o gato, trata de entremezclar su olor. Acaricia a uno y luego a otro para que se transfieran el olor, intercambia también sus ropas de cama. De esta manera, comenzarán a asociar cosas buenas (dormir cómodamente y ser mimado) con el olor del otro animal.

Lee más consejos sobre cómo presentar tu gatito a otras mascotas.Si has seguido los consejos pero aún tienes problemas para integrar a tu gatito en casa, habla con tu veterinario. Puede que te recomiende un educador felino.

Una vez que se ha instalado

Cuando tu gatito se sienta confiado, pronto se pondrá a corretear por toda la casa. ¡Cuidado! ¡Puede aparecer de la nada de repente!

Pasará mucho tiempo jugando, pero aún necesitará sus siestas; así que ofrécele un lugar tranquilo donde pueda acurrucarse sin ser molestado.

Seguir una rutina le ayudará a adaptarse, especialmente con la alimentación, el juego y las caricias.

Ver más en: La llegada de tu gato a casa

Gatito sentado junto al sofá
share.png SHARE