Conoce quién hay detrás de PURINA ONE® Logotipo de PURINA®
Gato en caja de arena

Cómo enseñarle a un gato a ir al baño

La mayoría de gatitos ya saben usar la bandeja sanitaria cuando llegan a su nuevo hogar, porque lo aprenden de su madre por imitación. Ahora bien, si ves que tu gatito empieza a olisquear, rascar o se agacha en un rincón, debes ponerlo delicadamente en la bandeja sanitaria las veces que sea necesario.

¿Cómo enseñarle a un gato a ir al baño?

Es importante no darle al gato ninguna excusa para no utilizar la bandeja higiénica. Por eso debes conservarla limpia y situarla allí donde tu gatito prefiera. Es muy importante que esté lejos del alimento y del agua, en un lugar accesible pero relativamente íntimo. Evita los lugares húmedos y oscuros, las habitaciones alejadas, las zonas donde haya una lavadora ruidosa o las que están próximas a los lugares de paso. Algunos consejos más para enseñar al gato a usar el wc son:

  • Sitúa la bandeja en un lugar íntimo, lejos del alimento y el agua.
  • Evita lugares oscuros, húmedos y de mucho paso o ruido.

Escoge un tipo de bandeja que tu gatito pueda usar cómodamente. Si es necesario, durante las primeras semanas puedes improvisar una, usando un recipiente desechable poco profundo y más tarde ya le enseñaras a tu gato a usar el arenero.

Como los gatos son extremadamente cuidadosos, tienden a tapar meticulosamente sus necesidades una vez realizadas. De ahí la importancia de inclinarte por una bandeja lo suficientemente profunda como para impedir que los gatos dispersen el lecho higiénico cuando la rascan, y lo suficientemente grande para que puedan dar un giro completo por dentro.

En el mercado existen bandejas abiertas y otras cerradas. Si tu gatito es tímido y notas que prefiere disfrutar a solas de su intimidad, cómprale una bandeja cubierta equipada con un filtro de carbón para limitar los olores desagradables. De esta manera, también evitarás que la arena absorbente se desparrame por el suelo.

Respecto a los tipos de arena, los gatos prefieren una que sea compacta y aglomerante. Te recomendamos que pruebes TIDY CATS®, una marca de arena aglomerante patentada por Nestlé PURINA®. Cuenta con gránulos más largos y redondos que los de una arcilla común, que maximizan el resultado del producto porque capturan la humedad. Tiene un gran poder absorbente para neutralizar olores, desprende un aroma suave y está libre de polvo.

Rellena la bandeja a la profundidad recomendada por el fabricante de la arena (unos 7 cms). Una vez utilizada, retira los residuos sólidos con la ayuda de una pala, dejando el resto de arena absorbente limpia y seca. Cuando cambies la arena, debes vaciar por completo la bandeja y limpiarla con agua caliente y detergente. Evita los desinfectantes porque algunos son tóxicos para los gatos.

CÓMO PREPARAR LA BANDEJA

  1. Rellena la bandeja con arena hasta unos 7cm de profundidad.
  2. Una vez usada, retira los residuos con una pala.
  3. Cuando cambies la arena hazlo por completo y limpia la bandeja con agua.

Nunca dejes a tu gato dentro de casa sin una bandeja sanitaria. Si tu gato retiene la orina durante largos periodos, pueden empezar a formarse cristales, provocándole una cistitis.

Si tu gato orina fuera de su bandeja, puede tratarse de un problema físico, como la enfermedad del tracto urinario inferior felino (FLUTD), un problema doloroso y potencialmente fatal, si se bloquea el paso de la orina.

Algunos de los signos de FLUTD son: acudir con frecuencia a la bandeja, la presencia en ella de manchas, orina oscura o de color rojizo, manchas de orina por el suelo, gritos de angustia o un aseo excesivo de las partes genitales. Siempre que sospeches algún problema de salud de tu gatito, debes acudir al veterinario.

Por último, si tienes más de un gato, pon una bandeja para cada uno, más una bandeja suplementaria. Sitúalas en rincones tranquilos, poco frecuentados y de fácil acceso.

Y sobre todo, si estás embarazada, no manipules la arena sucia ante el riesgo de padecer toxoplasmosis.

Descubre más consejos según la edad de tu gatito