Conoce quién hay detrás de PURINA ONE® Logotipo de PURINA®
Gato asomado a una ventana

El comportamiento de los gatitos

Seguramente, en alguna ocasión, habrás observado ciertos comportamientos de tu gato pequeño que no atiendes a explicar. Correr por toda la casa durante la noche, querer atrapar rayos de sol o perseguir sombras, pueden ser algunos de ellos. Cuando los gatos desarrollan éstos u otro tipo de comportamientos, es porque responden a estímulos sensoriales (vista, oído y olfato) que las personas no podemos experimentar. Conocer las actitudes y reacciones de tu gato pequeño, te ayudará a responder adecuadamente ante ellas.

Para que puedas entender un poco más acerca del comportamiento de los gatos cachorros y porque tu gatito se comporta de una determinada manera, puedes seguir las siguientes pautas:

  • Si tu gatito pone sus patitas sobre tu cuerpo, y te empuja o estira rítmicamente con ellas mientras babea, significa que se siente muy confortable. Este comportamiento se deriva de la fase de amamantamiento, en la que el cachorro realiza esta acción para conseguir que baje más cantidad de leche. Dicha asociación positiva le produce bienestar.
  • Cuando tu gato bebe frota su cabeza contra ti, está desprendiendo sustancias odoríferas con las que intenta explicarte que te quiere mucho, y se siente feliz y contento.
  • Hay gato pequeño a los que les encanta jugar con el agua del inodoro. Mueven sus patitas como si pretendieran cazar algo, y lo hacen porque les inquieta el reflejo de la luz en el agua, o el pequeño remolino que se forma si has accionado la palanca para tirar de la cadena.
  • Si tu gato pequeño empieza a lamerte el pelo o la cara, está intentando asearte. Este comportamiento es muy positivo, ya que significa que tiene un fuerte lazo afectivo contigo.
  • Aunque los gatos son carnívoros, en ocasiones muerden las hojas de las plantas para mejorar su digestión. Si ves que tu gatito desarrolla esta conducta, asegúrate de que no tienes ninguna planta que pueda resultar perjudicial para su salud. Evita, sobre todo, la flor de pascua, el eucalipto, los tulipanes, los lirios, la azalea, las begonias y la hiedra.
  • Cuando un gato pasa demasiado tiempo solo o se aburre, puede llegar a tener necesidades predatorias fuertes para quemar su exceso de energía. Estas necesidades se traducen en un comportamiento ligado al hecho de esconderse bajo sofás o muebles, y atacar tus tobillos cuando pasas cerca.
  • Si tu gatito es de los que, mientras estás intentando dormir, corre por toda la casa provocando ruidos o destrozos, no debes alarmarte. Para los felinos, la noche, es la hora de la caza. Puedes evitar esta actitud, proporcionándole juguetes para que gaste energía durante el día y descanse por la noche.
  • Hay gatitos a los que les fascina sentarse sobre el periódico de sus dueños mientras lo están leyendo. Si ese es tu caso, no lo riñas. Seguramente lo único que quiere es llamar tu atención para que estés pendiente de él.
  • Es habitual que tu gatito mastique bolsas cuando las encuentra a su alcance. Uno de los motivos es el olor, y el otro la textura. Intenta evitar este comportamiento para que tu gatito no vomite lo masticado.
Descubre más consejos según la edad de tu gatito