Conoce quién hay detrás de PURINA ONE® Logotipo de PURINA®
Gato comiendo

Alimentos frescos y de calidad

Seguridad de los alimentos

Tu gato depende de ti para tener una buena alimentación y una nutrición adaptada a él. Por lo tanto, debes darle alimentos frescos y de calidad. Después de todo, los gatos también pueden ser víctimas de una intoxicación alimentaria por la ingestión de comida cruda o mal cocida o incluso si tu gato es aventurero, por comer residuos de las basuras.

Sin embargo, son muy poco frecuentes las enfermedades causadas por darle alimentación preparada para animales de compañía, gracias a los estrictos controles de calidad y seguridad que se realizan durante todo el proceso de transformación. Comprueba la fecha de caducidad de los envases para asegurarte que son lo más frescos posible.

La fabricación de alimentos para animales de compañía está rigurosamente controlada en todas y cada una de sus etapas, desde la selección de las materias primas hasta su almacenaje y distribución final. Los procesos, los aditivos, los ingredientes y la seguridad de los productos están regulados por protocolos y normativas establecidas por la Unión Europea.

Cocción

El proceso de cocción de los alimentos evita la aparición de bacterias y hongos, este proceso está automatizado y regulado.

Los alimentos en conserva o en bolsitas se cocinan en hornos autoclave herméticos.

La alimentación seca se extrusiona (pasta cocida instantáneamente a alta presión) o cocida en un horno.

Los productos acabados se separan físicamente de las materias primas entrantes en el proceso, con el objetivo de evitar cualquier posible contaminación cruzada.

Embalaje

Los alimentos en conserva se precintan para evitar cualquier contacto con los microorganismos externos y su exposición al oxigeno del aire que podría alterarlos.

Los revestimientos internos de las latas de conserva o de las bolsitas, protegen del contacto entre el metal y el alimento. Las latas de conserva dañadas tienen el riesgo de que se haya roto el precinto protector. Evita comprar latas o bolsas hinchadas.

La alimentación seca permanece en buenas condiciones durante varios meses porque su bajo nivel de humedad evita que se desarrollen bacterias que podrían deteriorar el alimento.

El embalaje de la comida seca y el recubrimiento graso de las galletas, ayudan a evitar la entrada de humedad y de oxígeno, los cuales provocarían el deterioro del alimento durante su almacenaje.

Una vez abierto el embalaje, debes tapar el alimento seco y guardarlo en un lugar fresco y seco. No debes guardar la comida seca que se haya humedecido porque pueden crecer mohos y hacer enfermar a tu gato.

Selección y calidad de los ingredientes

Cada uno de los ingredientes que componen un alimento industrial, cumple unas estrictas normas de calidad que se establecen por escrito con cada uno de los proveedores. Éstos, utilizan técnicas de análisis para asegurar que los ingredientes ofrecen un contenido nutritivo adecuado y cumplen con las normativas europeas y están exentos de toxinas y metales de acuerdo con los límites de seguridad establecidos. En resumen, que todo aditivo utilizado debe estar clasificado como “no peligroso” conforme a las reglamentaciones de la Unión Europea.

Descubre más consejos para tu gato