Conoce quién hay detrás de PURINA ONE® Logotipo de PURINA®
Gato dentro de una cesta de mimbre

La alimentación de un gato de interior

Conservar la línea y mantenerse en forma puede ser un verdadero problema para los gatos de interior. En general, un gato esterilizado que vive en un espacio fijo, confortable pero restringido, tendrá pocas ocasiones de hacer ejercicio. Por ello, es mucho más difícil mantenerse en forma para un gato de interior que para un gato de exterior.

La primera exigencia, para un gato de interior, es evitar alimentarlo en exceso ya que se volvería obeso y podría sufrir problemas de salud, sobre todo un elevado riesgo de sufrir diabetes. Una alimentación demasiado abundante a menudo es a causa de que los dueños dejan durante todo el día la comida a disposición de su gato cuando, por ejemplo, deben ir a trabajar dejando al gato solo en casa. En estos casos, es muy importante dejarle a tu gato solo una pequeña cantidad de comida, solo la justa para que le proporcione la energía necesaria para ese día.

Si tu gato es de interior, pasarás más tiempo con él y podrás comprobar el efecto de su dieta sobre su salud. Por ejemplo, la belleza y salud de su pelaje, el aspecto brillante de sus ojos, la calidad digestiva de su comida, así como el olor y aspecto de sus deposiciones y de su orina en la bandeja de arena absorbente. Todos ellos son indicadores útiles sobre la eficacia del régimen alimentario de tu animal de compañía.

Como puedes imaginar, en el mercado existe una amplia gama de alimentos preparados para gatos que se han concebido para dar respuesta a las necesidades específicas de los gatos de interior:

  • Son ricos en proteínas y bajos en materia grasa, favorecen la utilización de las calorías para mantener la buena forma física de tu gato y no para formar depósitos de grasa en su cuerpo.
  • Su contenido en minerales es equilibrado al objeto de reducir los riegos de problemas de orina.
  • Incluyen gran cantidad de fibras indigestibles que tienen un bajo aporte calórico pero que facilitan el tránsito intestinal de los pelos evitando así la formación de bolas de pelo.
  • Contienen fibras fermentables que reducen el mal olor en la arena y ayudan al equilibrio de las bacterias intestinales.
  • Los ingredientes altamente digestibles favorecen la formación de heces pequeñas y firmes, lo que facilita la limpieza del lecho higiénico.
  • Los alimentos para gatos de interior son además una abundante fuente de elementos nutritivos importantes para que tu gato tenga una piel y un pelaje sanos.
Descubre más consejos para tu gato