Conoce quién hay detrás de PURINA ONE® Logotipo de PURINA®
gato mirando arriba

Mi gato vomita bolas de pelo

Los gatos son animales extremadamente limpios por eso es un hecho habitual que destinen parte de su tiempo a asearse y acicalarse con ayuda de su lengua rasposa.

Esta actitud, sobre todo en gatos de pelaje largo, puede dar lugar a algunos problemas de índole digestiva. El tránsito normal del pelo se produce a través del estómago y, posteriormente, a través del intestino delgado y del intestino grueso, hasta que se elimina mediante las heces. Una ingesta excesiva de pelo, puede dar lugar a la aparición de bolas, que suelen quedarse acumuladas en el estómago, provocando irritación, vómitos, falta de apetito y, en algunas ocasiones, estreñimiento u obstrucciones intestinales.

En condiciones normales, la cantidad ingerida de pelo suele ser pequeña. Pero en otras, como por ejemplo en épocas de muda en las que tu gato pierde más pelo de lo habitual, o cuando está sometido a problemas de carácter dermatológico, este aspecto puede desencadenar trastornos más graves.

Si tu gato es propenso a ingerir pelo, debes tener en cuenta los siguientes aspectos para minimizar sus consecuencias.

Tratamientos para las bolas de pelo en gatos

Algunos de ellos son:

  • Cepilla a tu gato asiduamente con la ayuda de cepillos específicos que puedes comprar en tiendas especializadas. Esta rutina te ayudará a eliminar la cantidad de pelo muerto que se acumula en el pelaje del animal.
  • Hazle ingerir malta. Es una pasta oral que también puedes adquirir en tiendas especializadas, y que favorece la eliminación del pelo a través del tránsito digestivo e intestinal debido a su efecto lubricante y laxante. El proceso de administración es muy sencillo. La pasta se suministra directamente a través de la boca del gato, o mezclada con su alimento habitual. El sabor está tratado para que resulte apetecible para tu gato, por lo que no deberás hacer grandes esfuerzos para que lo ingiera. Si pese a ello tienes dificultades, puedes aplicarlo en su patita. Tu gato identificará que se trata de suciedad y procederá a lamérsela.
  • Otra opción es el uso de la fibra, que de por sí tiene propiedades de mejora del tránsito intestinal. La forma más natural de suministrarla es a través de unos productos que contienen hierbas, y se venden preparados con sustratos de semillas de cebada o calabaza. Únicamente es necesario aplicarles agua, y esperar a que la hierba crezca. A medida que tu gato ingiera esta hierba, favorecerás la eliminación desmesurada de su pelo.  
  • La última opción la puedes encontrar en las variedades de alimentación seca, elaboradas mediante formuladas que contienen nutrientes esenciales. Desde aquí, te recomendamos Purina ONE, pelaje y bolas de pelo, rica en pollo y cereales integrales. Esta variedad contiene un alto contenido de fibra (en comparación con la fórmula de adultos), y una combinación especial de fibras con celulosa para ayudar a minimizar la formación de bolas de pelo.
    Por supuesto, no todos los problemas de tránsito digestivo o intestinal provienen de esta causa. Ante cualquier desorden de esta índole, es recomendable que mantengas a tu gato en ayunas durante al menos 24 horas, hidratándolo en todo momento. Observa si presenta vómitos o diarrea, y si estos síntomas cesan con facilidad. De no ser así, lo más conveniente es que acudas al veterinario para que lo explore, y pueda darte las pautas pertinentes de cara a su recuperación.
Descubre más consejos para tu gato