Conoce quién hay detrás de PURINA ONE® Logotipo de PURINA®
Gato saltando en el jardín

Mantener a tu gato sano y en forma (2)

¿Por qué algunos gatos son más activos que otros?

Los gatos de ciertas razas se caracterizan por dormir a menudo, mientras que otras razas son mucho más dinámicas. Los Siamés, Abisinio, los gatos Orientales y los gatos Turcos, son conocidos por su gran actividad. Por el contrario, los Persa, Himalaya, British de pelo corto y los Ragdoll, son menos enérgicos. Si quieres un gato de raza cruzada que sea activo, adopta uno del que al menos conozcas quien era la madre.

En materia de ejercicio, los gatos son como los humanos: algunos simplemente son más activos que otros. Los gatos de casa tienden a adoptar el horario de sueño de sus propietarios, intercalando algunas siestas durante el día. Pero ¿qué puedes hacer si tu gato parece dormir todo el tiempo?

Puede que sencillamente sea perezoso. A los gatos inactivos les gusta acurrucarse en tu regazo, cuando lees o estás mirando la televisión. Si están bien de salud, los gatos apacibles no tienen nada de anormal.

Si te preocupa su falta de vitalidad, llévalo al veterinario para un examen físico completo. Hay trastornos sutiles como la artrosis o una enfermedad de las vías respiratorias que hacen que tu gato pueda estar letárgico. Si no le diagnostican ninguna patología, prueba a ofrecerle juguetes nuevos.

¿Qué se entiende por normal?

Eres tú quien convive con tu gato; por lo tanto, eres tú quien puede saber lo que es normal. Y si crees que algo no va bien, no dudes en comunicárselo a tu veterinario.

Ojos: deben verse brillantes y limpios. Informa al veterinario si observas cualquier secreción.

Orejas:deben estar limpias, sin derrames, sin oler y sin rojeces. Un problema de oído sin tratar es doloroso y puede provocar una pérdida de audición.

Nariz: debe estar limpia, sin secreciones ni lesiones.

Boca: las encías deben ser rosas o negras, y los dientes sin sarro o placa. Comprueba que no hayan lesiones ni excrecencias sobre la boca y los labios.Un mal aliento puede indicar un problema de salud.

Pelaje: el pelaje de tu gatito debe estar brillante y limpio.

Peso:los gatitos activos raramente tendrán sobrepeso. Pero para salir de dudas, solicita a tu veterinario que te aconseje una alimentación que asegure a tu gatito una condición física óptima.

Hábitos en relación a la bandeja sanitaria: una modificación de los hábitos en relación a la bandeja higiénica o en la frecuencia o calidad de la orina o heces, puede indicar problemas de salud. Si constatas alguno de estos cambios, informa al veterinario cuanto antes.

Permanecer activo

Los gatitos con sobrepeso serán gatos adultos con sobrepeso, y los gatos gordos no gozan de buena salud. Un sobrepeso representa un esfuerzo añadido para el corazón y las articulaciones, y puede provocar una marcha irregular, problemas de piel, cambios de humor, molestias, letargia, problemas de conducta… e incluso diabetes. El ejercicio ayuda a controlar el peso del gato, y siempre es mejor prevenir que curar.

Para asegurar un buen nivel de actividad a tu gato, invierte en algunos juguetes, un árbol para gatos o un rascador. Practica sesiones de juego periódicamente y no te olvides de todo lo que se mueve llama la atención de los gatos y les da la oportunidad de perfeccionar sus dotes de cazadores.

El tipo de vivienda y el entorno social de un gato son también importantes para animarlo a estar activo. ¿Tu vivienda cuenta con varias estructuras sobre las que tu gato puede trepar o saltar? ¿Le guardas todos sus juguetes fuera de su vista después de una sesión de juego para que su reaparición siempre le parezca irresistible? Si tu vivienda consta de varios niveles, intenta situar el comedero de tu gato en un piso diferente al que duerme, para animarlo al máximo a subir las escaleras.

Si tu gato no tiene sobrepeso y todos tus esfuerzos por hacerle jugar se ven recompensados con un bostezo, hazte a la idea de que tienes ante ti un excelente compañero de sofá, que se instalará en tu regazo para mirar la tele.

Descubre más consejos para tu gato