Conoce quién hay detrás de PURINA ONE® Logotipo de PURINA®
Gato tumbado en un sillón

Cuidados para gatos esterilizados

Contrariamente a lo que piensan muchas personas, no es recomendable que las gatas tengan una camada antes de esterilizarlas. Las gatas están en periodo de celo durante tres semanas, ocho meses al año. Ellas maullarán de forma especial, atrayendo a una manada de machos, ruidosos y malolientes que se acercarán hasta tu puerta.

Guardar a tu gata en el interior de casa para evitar el acoplamiento es una situación traumática tanto para ella como para ti, y si la gata huye, tendrá una camada que podrá ser difícil de colocar. La esterilización hará que tu gata sea más cariñosa y hogareña.

La castración, ventajas para los gatos

Los gatos macho no castrados marcan su territorio mediante su orina de intenso olor acre, tanto en el interior como en el exterior de la casa. Recorren grandes distancias en busca de hembras en celo con el riesgo de perderse, lesionarse o incluso morir atropellados por un vehículo, lo que ocurre con frecuencia. Los machos enteros pelean con otros gatos y pueden provocarse heridas y contaminarse de enfermedades mortales para los felinos. La castración disminuye los impulsos agresivos de tu gato y convierte a tu compañero en más afectuoso y tranquilo.

El aumento de peso

La castración no provoca directamente un aumento de peso ni afecta generalmente al nivel de actividad en tu gato. Sin embargo, la esterilización quirúrgica puede generar un sobrepeso como consecuencia de ligeras modificaciones del metabolismo; por otro lado, el nivel de actividad disminuye con la edad. Si tu gato se engorda tras la castración, la solución es simplemente reducir la cantidad de comida que le sirves y aumentar su nivel de ejercicio o bien pensar en cambiar a un alimento preparado especialmente formulado para gatos castrados. Ciertas marcas especializadas en nutrición felina proponen también fórmulas creadas específicamente para responder a las necesidades de los gatos castrados.

Reducir la cantidad de gatos no deseados

Millones de gatitos y gatos no deseados son eutanasiados cada año. A menos que te dediques a la cría de gatos con pedigrí, esteriliza a tu gato, ya que es la acción más responsable que puedes hacer. Una gata no esterilizada puede parir hasta tres veces al año y en cada parto tener una media de seis gatitos, es decir que en cinco años podría tener ¡más de 200.000 descendientes!

Antes y después de la intervención

Tras consultar a tu veterinario, respeta sus consejos sobre retirarle el agua y el alimento a tu gato para que se encuentre en ayunas antes de la intervención. La operación consiste en la eliminación de los dos testículos en los machos y de los ovarios y el útero en las hembras. Consulta sobre la edad apropiada para realizar la castración, ya que aunque se pueden practicar desde los dos meses, las preferencias pueden variar según las clínicas veterinarias.

Tras la operación conviene tener el gato en casa durante unos días, mantenerlo tranquilo y evitar que salte o se muerda los puntos de sutura de las heridas. Tu veterinario te explicará detalladamente los cuidados postoperatorios sobre si los puntos deben extraerse o si desaparecerán pos sí mismos.

Descubre más consejos para tu gato