Conoce quién hay detrás de PURINA ONE® Logotipo de PURINA®
Gato durmiendo en su camita

Mi gato duerme mucho

Los gatos son una de las especies que más necesitan dormir para mantenerse enérgicos. Su tipo de sueño es diferente al de las personas. Más que dormir, se considera que dormitan. Es decir, disfrutan de un sueño poco profundo que se interrumpe y se reanuda con facilidad.

Esto ocurre principalmente porque los felinos, debido a su instinto, necesitan estar alerta y poder despertarse al mínimo ruido para detectar a sus presas, huir de sus depredadores, o cazar. Además, los gatos son capaces de conciliar el sueño en cualquier momento y lugar, y es poco habitual que lo hagan siempre en un mismo sitio.

Otra de las causas de este comportamiento se debe a que los gatos, es que los gatos duermen mucho. A diferencia de los perros, no necesitan salir a pasear todos los días, y eso acrecienta su actitud sedentaria y la necesidad de pasar el 70% del día dormitando, lo que equivale a una media de 12 a 15 horas de sueño en un gato adulto (de 1 a 7 años). Cuando son cachorros (hasta las 5 semanas), el tiempo de sueño ronda las 20 horas diarias y, a medida que envejecen, también se acrecientan las horas de sueño. Así que es normal que un gato duerma mucho.

Si quieres asegurar que el descanso de tu gato va a ser el óptimo para que disfrute cada día del 100% de energía, te recomendamos que sigas los siguientes consejos:

  1. No limites su espacio de sueño a un único sitio. Ofrécele la posibilidad de que escoja entre varios lugares de la casa, porque así podrá determinar el nivel de intimidad que desea en cada momento. Eso sí, su carácter sibarita hace que suela elegir zonas confortables, calientes en invierno y frescas en verano. Y si esas zonas desprenden tu olor, aún se sentirá más feliz.
  2. Asegúrate de que tu gato puede tener acceso a un lugar elevado y seguro en el que pueda descansar. Puedes ubicar en ellos cestas, o superficies elevadas especializadas para felinos.
  3. Ubica su rascador cerca de su área de descanso, ya que el hecho de dormitan los obliga a rascarse, y desperezarse de forma constante.
Descubre más consejos para tu gato