¿Se puede bañar a un gato?

¿Se puede bañar a un gato?

Dado que los gatos son peluqueros de lo más exigentes, normalmente no necesitan bañarse, ¡ni ellos quieren! No obstante, en contadas ocasiones tu gato puede ensuciarse de verdad o el pelaje puede entrar en contacto con aceite o sustancias tóxicas. A continuación, te proporcionamos algunos consejos para que la experiencia sea más llevadera... ¡para los dos!


CÓMO LAVAR A TU GATO

Pon en el suelo una esterilla antideslizante (o incluso una toalla). Llena la bañera con suficiente agua caliente con la que bañar a tu mascota. No llenes la bañera en exceso, ya que el gato se asustará por la profundidad del agua y aumentarás el riesgo de derramar agua por el suelo. Utiliza siempre un champú especial que no contenga sustancias químicas ni perfumes. No utilices nunca champú para humanos, ya que no es adecuado para gatos debido a la diferencia en los niveles de pH.

Una vez que el gato esté en la bañera, aplica una pequeña cantidad de champú evitando la zona de las orejas y los ojos. Es más fácil lavar una parte específica del gato que todo el cuerpo. Por lo tanto, si hay una única zona sucia o contaminada, céntrate en lavar solo esta parte. Si tienes que lavarle todo el cuerpo, enjabónale del cuello a la cola sin olvidar la parte inferior, las patas y los pies. Probablemente te resultará más fácil si sacas el gato de la bañera para ello (ponlo encima de una toalla si quieres), ya que algunos champús medicinales requieren cierto tiempo de contacto.

Después de enjabonar, aclara cuidadosamente con la ducha o una jarra de agua templada evitando los ojos y las orejas. Ten en cuenta que después de un buen remojo, a tu gato le encantará sacudirse enérgicamente para quitarse el exceso de agua. Puedes esperar a que termine y luego secar a tu mascota con otra toalla. Completa el proceso de secado en una habitación cálida y no dejes que salga hasta que esté del todo seco.

A la mayoría de los gatos les asustan los secadores, evita usarlo a menos que tu gato esté acostumbrado desde muy pequeño (como los gatos que se presentan a concurso de belleza).

La hora del baño es una pesadilla para muchos gatos; ofrecerle numerosos premios suele ser una distracción de gran ayuda. Intenta que alguien te ayude. Si tu gato se estresa demasiado, no insistas; las mordeduras y arañazos de un gato pueden ser graves. Debes ir con cuidado y tratarlo con suavidad. Pide al veterinario, o a su asistente, que te ayude con el lavado más básico. Si tienes más de un gato, ten en cuenta que a partir de ahora el gato lavado tendrá un nuevo olor. Esto puede generar un conflicto entre ellos en tu casa. Una forma de evitarlo es frotar a los otros gatos con la toalla que has utilizado para secar al gato limpio. De este modo, esparcirás el nuevo olor por la casa y los gatos interactuarán con más harmonía.

Para obtener más información acerca de alimentación especial para gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. Brindamos información sobre diversos alimentos especiales como dietas para perder peso o para controlar enfermedades de la piel, problemas urinarios o diabetes.
 
 
Para obtener más información acerca de cepillado de gatos adultos, echa un vistazo a nuestros consejos. Entérate de los beneficios de cepillar a tu gato así como los cepillos y peines que debes utilizar según su pelaje.
 
 
Para obtener más información acerca de cómo cuidar de las garras de tu gato, echa un vistazo a nuestros consejos. Aprende la forma correcta de cortarle las uñas y evitar que se convierta en un momento complicado. Infórmate de todo lo que debes tener a mano para evitar malos cortes que dañen finalmente las uñas de tu gato.
 
 
Para obtener más información acerca de alimentación especial para gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. Brindamos información sobre diversos alimentos especiales como dietas para perder peso o para controlar enfermedades de la piel, problemas urinarios o diabetes.
 
 
Para obtener más información acerca de cepillado de gatos adultos, echa un vistazo a nuestros consejos. Entérate de los beneficios de cepillar a tu gato así como los cepillos y peines que debes utilizar según su pelaje.
 
 
Para obtener más información acerca de cómo cuidar de las garras de tu gato, echa un vistazo a nuestros consejos. Aprende la forma correcta de cortarle las uñas y evitar que se convierta en un momento complicado. Infórmate de todo lo que debes tener a mano para evitar malos cortes que dañen finalmente las uñas de tu gato.