Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Consejos para conocer aún más a tu gato ¿Cómo sé si mi gata está en celo? Problemas de salud,¿cómo prevenirlos?

¿Cómo cuidar de un gato convalescente tras una operación?

¿Cómo cuidar de un gato convalescente tras una operación?

Si tu gato acaba de someterse a una intervención quirúrgica, es probable que esté un poco cansado por la experiencia vivida y los efectos de la anestesia. Por tu parte, puedes procurar que el proceso de recuperación sea lo más cómodo posible. Para ello, puedes seguir algunas indicaciones para su cuidado en casa.

Tu veterinario te aconsejará sobre el periodo que transcurre tras la operación de tu gato, sobre su estado, lo que habrá que controlar, así como sobre los medicamentos postoperatorios. Asegúrate de seguir las instrucciones, y si tienes cualquier pregunta, no dudes en pedir consejo al veterinario.

En general, los gatos están un poco adormilados tras la anestesia, pero, en principio, pueden comer perfectamente sin síntomas de dolor. La recuperación total puede llevar algún tiempo; si notas que algo anda mal, acude al veterinario de inmediato.


HERIDAS/PUNTOS

Si tu gato ha necesitado puntos, debes vigilarle de cerca. Algunas suturas se practican debajo de la piel, pero informa a tu veterinario de cualquier rojez, hinchazón, secreción o pérdida de sangre. Los puntos se suelen retirar al cabo de unos 10 días, aunque este plazo de tiempo depende del tipo de operación y de la zona del cuerpo del animal donde se encuentre la sutura. Los puntos internos quedan ocultos debajo de la piel y son de un material reabsorbible, pero puede que el veterinario quiera que le lleves el gato para realizar un seguimiento y comprobar que el proceso de curación siga su curso normal.


APOSITOS

Los apósitos pueden resultarle molestos. Es muy importante conservar los apósitos secos para que no dañen la piel. Los gatos con apósitos no deberían salir de casa porque pueden arrancarse, mojar o ensuciar el apósito. Presta mucha atención a los olores desagradables, a los cambios de color y a las hinchazones que pueden producirse encima o debajo de los apósitos, así como a los signos de cojera o dolor, y acude al veterinario si hay algo que te inquiete.


COLLAR ISABELINO

Se trata de un collar o campana por lo general de plástico y en forma de embudo. Pero también los hay de otros tejidos más suaves que pueden ser más cómodos para tu gato. Mantén el collar limpio y elimina cualquier resto de comida que haya caído dentro al comer.

Los collares están diseñados para evitar que tu gato se lama, rasque o muerda las heridas, así como para que no muerda el apósito. Lo tiene que llevar en todo momento, sobre todo durante la noche que es cuando está solo. Los gatos se adaptan rápidamente a llevarlo, pero puede que le impida comer y beber; si es así, quítaselo para que coma.

Si tu gato está muy estresado por el collar, comunícaselo al veterinario por si quiere buscar una alternativa.


ALIMENTACION

Al igual que en los seres humanos, los gatos pueden sufrir nauseas al despertarse después de la anestesia, por lo que debes tratarlo con cuidado después de la operación. Una vez en casa, dale a tu gato una comida ligera. Dale una dieta muy digerible que te haya recomendado el veterinario o simplemente una cuarta parte de su alimentación habitual. Asegúrate de que tenga mucha agua fresca, y que tanto los cuencos de la comida como del agua estén cerca del gato para que no tenga que caminar demasiado para comer o beber.


EJERCICIO

Es muy importante que el gato descanse para recuperarse, incluso los gatos más activos. Intenta mantener a tu gato el mayor tiempo posible en el interior de la casa hasta que hayan desaparecido los puntos o haya transcurrido el tiempo indicado por el veterinario. No es el momento de hacer esfuerzos físicos, ya que cualquier actividad física excesiva puede conllevar complicaciones. Procura que el gato esté tranquilo. Pregunta al veterinario cómo puedes evitar que el gato suba escaleras o salte a los muebles; quizás sea más fácil que lo tengas encerrado en una habitación.

Para obtener más información acerca de alergias alimentarias en gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. Las alergias alimentarias en gatos son poco frecuentes y normalmente aparecen como reacción a la proteína de un determinado alimento.
 
 
Para obtener más información acerca de pérdida de pelo en gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. La pérdida de pelo puede estar causada por infecciones, dolor en las articulaciones, acicalamiento excesivo y problemas hormonales.
 
 
Para obtener más información acerca de ceguera en gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. A pesar de que los gatos son conocidos por tener una vista excelente, desafortunadamente no son inmunes a los problemas de visión, incluida la ceguera…
 
 
Para obtener más información acerca de amputaciones en gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. Lamentablemente, debido a enfermedades y complicaciones tras un accidente a veces es necesario amputar la cola o alguna extremidad de un gato.
 
 
Para obtener más información acerca de convalecencia postoperatoria para gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. Si tu gato acaba de someterse a una intervención quirúrgica, es probable que esté un poco cansado por la experiencia vivida y los efectos de la anestesia.
 
 
Para obtener más información acerca de cómo detectar la gripe felina, echa un vistazo a nuestros consejos. La gripe felina es como un resfriado humano; provoca moqueo, dolor de garganta y lagrimeo…
 
 
Para obtener más información acerca de molestias que pueden afectar gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. Hay una serie de dolencias comunes que pueden afectar a cualquier gato. Cuando están enfermos por cualquier motivo, los gatos se vuelven letárgicos e introvertidos.
 
 
Para obtener más información acerca de problemas de piel en gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. Los trastornos cutáneos son muy habituales en los gatos, y pueden deberse a parásitos, alergias, infecciones bacterianas o por hongos, tumores o enfermedades sistémicas.
 
 
Para obtener más información acerca de gripe felina, echa un vistazo a nuestros consejos. Los gatos son propensos a las infecciones en el tracto respiratorio superior y "gripe felina" es el nombre genérico…
 
 
Para obtener más información acerca de sordera felina, echa un vistazo a nuestros consejos. Los problemas de oído en los gatos tienen un profundo impacto en la relación con tu mascota con lo que le rodea…
 
 
Para obtener más información acerca de problemas de riñón en gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. La deficiencia renal es muy común en gatos de mayor edad…
 
 
Para obtener más información acerca de la salud urinaria de tu gato, echa un vistazo a nuestros consejos. La obstrucción de la orina puede ser enormemente dolorosa y potencialmente mortal para los gatos.
 
 
Para obtener más información acerca de síntomas de diabetes en gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. Los gatos pueden sufrir diabetes mellitus de tipo 1 y 2, pero la más común en gatos es la de tipo 2.