Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Consejos para conocer aún más a tu gato ¿Cómo sé si mi gata está en celo? Problemas de salud,¿cómo prevenirlos?

Enfermedades de la piel en gatos: Dermatitis, alergias cutáneas y otras dolencias

Enfermedades de la piel en gatos: Dermatitis, alergias cutáneas y otras dolencias

Los trastornos cutáneos son muy habituales en los gatos, y pueden deberse a parásitos, alergias, infecciones bacterianas o por hongos, tumores o enfermedades sistémicas. La piel de un gato puede ser rosa o negra según los pigmentos naturales de su raza o su particular historial genético. No debe presentar costras, irritación, descamación, puntos blancos o negros, masas o bultos, ni zonas inflamadas o infectadas.El pelaje debe ser suave y brillante sin pelos rotos, clapas o caspa. Los gatos pueden perder pelo a lo largo de todo el año, pero la pérdida acostumbra a ser más importante en verano y en otoño (muda). Por lo tanto, tendrás que cepillarle el pelo a menudo y comprarte una buena aspiradora. Algunas razas necesitan que les cepillen el pelo con frecuencia, sobre todo las razas de pelo largo.


PIEL SECA

El ambiente de tu casa puede afectar a la piel del gato. Una temperatura elevada puede resecar y escamar la piel de tu mascota. No obstante, a menos que el gato se rasque continuamente, es poco probable que la piel seca sea un problema de salud importante. Pregunta a tu veterinario cómo puedes cuidar mejor la piel del gato y plantéate si la calidad de la comida es la adecuada.


ENFERMEDADES PARASITARIAS DE LA PIEL

Los ácaros, las garrapatas y las pulgas son frecuentes en los gatos. Consulta la sección dedicada a estos trastornos cutáneos específicos para obtener más información.


ALERGIAS CUTANEAS

Las reacciones alérgicas pueden producirse cuando un gato ha estado expuesto en repetidas ocasiones a un material, el alérgeno, que causa la reacción. Este proceso implica que el sistema inmunológico produce anticuerpos que desencadenan una serie de acciones en el cuerpo que liberan sustancias inflamatorias, lo que a su vez causa picor. Si tu gato está expuesto a alérgenos, verás que se rasca y que su piel está inflamada. Puede desarrollar lesiones e infecciones cutáneas, así como perder pelo.

Existen muchas sustancias que pueden actuar como alérgenos y causar alergias cutáneas o dermatitis alérgica. Entre estas se encuentran:

  • Alérgenos que se inhalan como el moho, el polen y las partículas de polvo.
  • Alergias a las pulgas: el gato es alérgico a la saliva presente en la picadura de pulga.
  • Dermatitis por contacto: causada por la exposición de la piel a una sustancia irritante, como jabones, aerosoles para el hogar y el jardín o productos químicos, collares antipulgas, plumas o lana.
  • Alergias alimentarias: el gato es alérgico a una de las proteínas presentes en su comida.

DIAGNOSTICO DE LAS ALERGIAS CUTANEAS

Para diagnosticar la causa de la alergia en la piel de tu gato lo más probable es que tengas que acudir al veterinario. Cuando vayas al veterinario, proporciónale un historial completo de los síntomas de tu mascota e indica la época del año en la que aparecen los síntomas de la alergia. Antes de determinar la causa del problema, puede que el veterinario quiera considerar algunas o todas las causas mencionadas arriba. En algunos casos, la alergia se debe a una combinación de algunos de estos factores y, por lo tanto, puede que el veterinario considere reducir el impacto de algunos o todos ellos a la hora de decidir el mejor procedimiento para cada mascota. En los casos más graves, es posible que el veterinario te recomiende realizar una prueba cutánea para encontrar la causa exacta de la reacción alérgica.

Si el responsable del trastorno cutáneo es un alimento, seguramente el gato presentará signos de malestar gastrointestinal. En este caso, es importante analizar la dieta del gato e intentar aislar el causante. Encontrará más información sobre este tema aquí.
 

TRATAMIENTO DE LAS ALERGIAS CUTANEAS

Los veterinarios suelen recomendar una gran variedad de tratamientos para ayudarle a controlar las alergias de la piel en gatos y aliviar los síntomas. Estos incluyen tratamientos médicos, dietas terapéuticas y enfoques terapéuticos conductuales. Se pueden aplicar de forma individual o combinados.

Las alergias cutáneas pueden llegar a ser muy incómodas para tu gato, pueden tardar mucho tiempo en curarse y a menudo requieren un cuidado a largo plazo. Sin embargo, la mayoría de trastornos se solucionan de forma satisfactoria, y el gato recupera su salud y felicidad.

Para obtener más información acerca de alergias alimentarias en gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. Las alergias alimentarias en gatos son poco frecuentes y normalmente aparecen como reacción a la proteína de un determinado alimento.
 
 
Para obtener más información acerca de pérdida de pelo en gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. La pérdida de pelo puede estar causada por infecciones, dolor en las articulaciones, acicalamiento excesivo y problemas hormonales.
 
 
Para obtener más información acerca de ceguera en gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. A pesar de que los gatos son conocidos por tener una vista excelente, desafortunadamente no son inmunes a los problemas de visión, incluida la ceguera…
 
 
Para obtener más información acerca de amputaciones en gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. Lamentablemente, debido a enfermedades y complicaciones tras un accidente a veces es necesario amputar la cola o alguna extremidad de un gato.
 
 
Para obtener más información acerca de convalecencia postoperatoria para gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. Si tu gato acaba de someterse a una intervención quirúrgica, es probable que esté un poco cansado por la experiencia vivida y los efectos de la anestesia.
 
 
Para obtener más información acerca de cómo detectar la gripe felina, echa un vistazo a nuestros consejos. La gripe felina es como un resfriado humano; provoca moqueo, dolor de garganta y lagrimeo…
 
 
Para obtener más información acerca de molestias que pueden afectar gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. Hay una serie de dolencias comunes que pueden afectar a cualquier gato. Cuando están enfermos por cualquier motivo, los gatos se vuelven letárgicos e introvertidos.
 
 
Para obtener más información acerca de problemas de piel en gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. Los trastornos cutáneos son muy habituales en los gatos, y pueden deberse a parásitos, alergias, infecciones bacterianas o por hongos, tumores o enfermedades sistémicas.
 
 
Para obtener más información acerca de gripe felina, echa un vistazo a nuestros consejos. Los gatos son propensos a las infecciones en el tracto respiratorio superior y "gripe felina" es el nombre genérico…
 
 
Para obtener más información acerca de sordera felina, echa un vistazo a nuestros consejos. Los problemas de oído en los gatos tienen un profundo impacto en la relación con tu mascota con lo que le rodea…
 
 
Para obtener más información acerca de problemas de riñón en gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. La deficiencia renal es muy común en gatos de mayor edad…
 
 
Para obtener más información acerca de la salud urinaria de tu gato, echa un vistazo a nuestros consejos. La obstrucción de la orina puede ser enormemente dolorosa y potencialmente mortal para los gatos.
 
 
Para obtener más información acerca de síntomas de diabetes en gatos, echa un vistazo a nuestros consejos. Los gatos pueden sufrir diabetes mellitus de tipo 1 y 2, pero la más común en gatos es la de tipo 2.