Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Balinés

  • PeloLargo
  • AseoMás de una vez a la semana
  • RuidosoAlto
  • ActividadAlto

Descripción

El gato balinés es un gato bonito y elegante, de tamaño mediano, con las mismas líneas estilizadas y esbeltas del siamés. El cuerpo es grácil y esbelto, la cabeza tiene un perfil recto y posee grandes orejas, que pueden presentar mechones. Tiene un fino pelaje sedoso y vaporoso que puede tener de uno a varios centímetros de longitud y cae lacio sobre el cuerpo. La cola es larga y emplumada, de pelo mucho más largo que el resto del cuerpo. No tiene un manto inferior lanoso, por lo que se clasifica oficialmente como "de pelo semilargo". Los ojos son de color azul brillante y su forma y disposición son orientales. El pelaje se caracteriza por mostrar el mismo color en orejas, cara, patas, pies y cola, con una máscara como la de los siameses. En EE. UU., los gatos de tipo balinés con manchas adicionales a las aceptadas para los balineses se conocen como javaneses.

Origen

El balinés es básicamente un siamés de pelo largo. Los balineses comenzaron a aparecer a comienzos del siglo XX y, al principio, los criadores regalaban sus gatitos de pelo largo. Después de la Segunda Guerra Mundial, tuvo lugar el desarrollo de la raza, que recibió originalmente el nombre de "siamés de pelo largo", aunque pasó a llamarse "balinés" por la similitud de los gatos con las elegantes bailarinas de los templos del Lejano Oriente. En 1961 se reconoció la raza balinesa en América, pero no se importó a Europa hasta mediados de la década de 1970.

País de Origen

América

Personalidad

El temperamento del balinés es similar al del siamés, aunque algunos dueños creen que el balinés es algo más tranquilo. No obstante, es probable que el balinés siga mostrándose algo extrovertido y demande la atención de sus compañeros humanos. Los balineses son muy maulladores y casi parecen hablar con sus dueños. Necesitan ser parte de la familia; su demanda de atención significa que le gusta la compañía humana y que son adecuados para personas que no pasen todo el día fuera.

Salud

Debido a su parentesco con el siamés, el balinés puede sufrir trastornos hereditarios similares.

Nutrición

Cada gato es único y tiene sus particulares filias, fobias y necesidades en lo que a alimentación se refiere.  No obstante, los gatos son carnívoros y cada gato debe obtener de su comida 41 nutrientes concretos diferentes. La proporción de estos nutrientes variará dependiendo de la edad, del estilo de vida y de la salud en general, por lo que cabe esperar que un enérgico gatito que todavía está creciendo necesite un equilibrio de nutrientes diferente al de un gato mayor menos activo. Es necesario prestar atención a la cantidad de alimento necesaria para mantener 'un estado físico ideal' de acuerdo con las pautas de alimentación y atendiendo a las preferencias individuales con respecto al tipo de comida (húmeda o seca).

Aseo

El balinés también necesita un cuidado periódico frecuente para mantener su delicado y precioso pelaje en buenas condiciones, sin nudos ni enredos. Como todos los gatos, los balineses necesitan vacunaciones periódicas, control antiparasitario y un chequeo veterinario anual.
share.png SHARE