Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Bengalí

  • PeloCorto
  • AseoMenos de una vez a la semana
  • RuidosoAlto
  • ActividadAlto

Descripción

El bengalí es un gato grande, elegante y muy musculoso, con una cola espesa que suele llevar baja. El aspecto salvaje del bengalí queda realzado por su pelaje distintivo: moteado o marmoleado, espeso y suntuoso. Su cabeza ancha tiene orejas pequeñas y mejillas pronunciadas, los ojos tienen un contorno negro y forma almendrada. La cola es gruesa, aunque se va estrechando hacia la punta, que es de color negro. No existe otra raza de gato que muestre el efecto (brillo) de polvo de oro o de perla que se encuentra en algunos bengalíes, que pueden ser muy exigentes a causa de sus altos niveles de actividad.

Origen

El bengalí es una raza de gato relativamente reciente, creada mediante el cruce de un gato leopardo asiático con un gato doméstico en EE. UU. El bengalí debe su nombre al nombre en latín de su ancestro salvaje, el Felis bengalensis (gato leopardo asiático). Al desarrollar la raza del gato de Bengala doméstico se pretendía mantener un físico fuerte que recordase a su hermoso ancestro salvaje y, al mismo tiempo, obtener un compañero agradable y de confianza para toda la familia. En la actualidad, los bengalíes son la quinta raza más popular en el Reino Unido.

País de Origen

EE. UU.

Personalidad

Los gatos bengalíes muestran seguridad y confianza en sí mismos, siendo además cariñosos. Por naturaleza, son muy juguetones y están llenos de energía. Los bengalíes son inteligentes y parecen mirarlo todo a su alrededor, incluido al perro de la familia, como preguntándose: "¿Puedo jugar con esto?" Son ágiles, les encanta trepar y pueden ser maulladores, con una voz característica. Se ha descrito como un arrullo, gorjeo o un sonido áspero extraño. Los bengalíes son una raza muy vocal y tienen un amplio vocabulario que puede llegar a ser bastante estridente en algunas ocasiones, sobre todo en situaciones que no les resulten familiares. Necesitan compañía durante el día para evitar el aburrimiento.

Salud

No se han descrito trastornos hereditarios en esta raza, aunque se ha sugerido que puede existir una mayor prevalencia de un problema cardíaco denominado miocardiopatía hipertrófica que en otras razas. Algunos bengalíes parecen ser también más propensos a la peritonitis infecciosa felina.

Información Adicional

Aunque el bengalí es un animal muy sociable con los miembros de su círculo familiar, algunos informes anecdóticos afirman que algunos parecen ser muy territoriales e intolerantes con otros gatos del vecindario, lo que podría crear dificultades en vecindarios con abundancia de gatos.

Nutrición

Cada gato es único y tiene sus particulares filias, fobias y necesidades en lo que a alimentación se refiere.  No obstante, los gatos son carnívoros y cada gato debe obtener de su comida 41 nutrientes concretos diferentes. La proporción de estos nutrientes variará dependiendo de la edad, del estilo de vida y de la salud en general, por lo que cabe esperar que un enérgico gatito que todavía está creciendo necesite un equilibrio de nutrientes diferente al de un gato mayor menos activo. Es necesario prestar atención a la cantidad de alimento necesaria para mantener 'un estado físico ideal' de acuerdo con las pautas de alimentación y atendiendo a las preferencias individuales con respecto al tipo de comida (húmeda o seca).

Aseo

El pelaje corto y brillante del bengalí no requiere un excesivo cuidado, pero el gato disfrutará de la atención dispensada durante el aseo. Como en la mayoría de las razas de pelo corto, estos gatos saben cuidar su pelaje perfectamente. Como ocurre con todos los gatos, esta raza necesita vacunaciones periódicas, control antiparasitario y chequeos veterinarios anuales.
share.png SHARE