Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Birmano

  • PeloLargo
  • AseoUna vez a la semana
  • RuidosoBajo
  • ActividadMedio

Descripción

Un birmano es un gato de pelo semilargo de color más oscuro hacia las marcas distales, la cara, las patas, las orejas y la cola, y más claro en el resto del cuerpo. Es un gato bastante grande, de cuerpo rechoncho y patas cortas. El gato birmano tiene los ojos azules y las cuatro zarpas de color blanco puro. Los "calcetines" delanteros cubren solo las falanges, pero los traseros son más largos. La cabeza es ancha y redondeada, con orejas de tamaño medio. Los gatos birmanos pueden presentar muchos colores diferentes.

Origen

Aunque no existe un registro claro del origen de los birmanos, una leyenda afirma que los gatos birmanos proceden de Birmania, donde eran cuidados por los monjes de los templos. Se llevó una pareja a Francia alrededor de 1919, a partir de la cual la raza se estableció en el mundo occidental. No obstante, los birmanos estuvieron a punto de desaparecer como raza durante la II Guerra Mundial y se cruzaron especialmente con razas de pelo largo (sobre todo, persas) y también con algunas líneas de siameses para reconstruir la raza. A principios de la década de 1950, empezaron a criarse de nuevo camadas de birmanos puras. La raza recuperada fue reconocida en el Reino Unido en 1965.

País de Origen

Birmania / Francia

Otros nombres

Gato sagrado de Birmania

Personalidad

Se les conoce por ser especialmente afectuosos y cariñosos, gracias a haber sido criados como gatos de compañía durante muchas generaciones. Son dóciles y maúllan con suavidad. Son gatos sociables, inteligentes y amistosos; son curiosos y les gusta la compañía humana, pero no demasiado bulliciosa.

Salud

Algunos gatos birmanos jóvenes muestran síntomas de insuficiencia renal en los análisis de sangre y, aunque su evolución no es segura, en algunos casos puede desembocar en un fallo renal.

Nutrición

Cada gato es único y tiene sus particulares filias, fobias y necesidades en lo que a alimentación se refiere.  No obstante, los gatos son carnívoros y cada gato debe obtener de su comida 41 nutrientes concretos diferentes. La proporción de estos nutrientes variará dependiendo de la edad, del estilo de vida y de la salud en general, por lo que cabe esperar que un enérgico gatito que todavía está creciendo necesite un equilibrio de nutrientes diferente al de un gato mayor menos activo. Es necesario prestar atención a la cantidad de alimento necesaria para mantener 'un estado físico ideal' de acuerdo con las pautas de alimentación y atendiendo a las preferencias individuales con respecto al tipo de comida (húmeda o seca).

Aseo

El pelaje del gato birmano es suave y sedoso, pero no tan difícil de cuidar como el del persa. No obstante, para mantenerlo en buenas condiciones, necesita un aseo una vez a la semana con peine y cepillo. Los birmanos que reciben este cuidado desde jóvenes disfrutan con la atención humana extra que proporciona esta actividad periódica. Como ocurre con todos los gatos, esta raza necesita vacunaciones periódicas, control antiparasitario y chequeos veterinarios anuales.
share.png SHARE