Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Maine coon

  • PeloLargo
  • AseoMás de una vez a la semana
  • RuidosoBajo
  • ActividadMedio

Descripción

La maine coon, que está considerada como la mayor de todas las razas de gatos, posee un cuerpo de poderosa musculatura y sólidas patas. La cabeza tiene un hocico cuadrado y grandes orejas que se sostienen anchas y erguidas. El pelaje es largo y grueso, con un manto inferior cubierto por un abundante manto superior impermeable y brillante. El pelo de la cabeza, del cuello y de la cruz es más corto y aumenta de longitud al bajar por el lomo, los costados y la cola. El pelo del vientre y de las patas traseras es abundante y lanudo. Luce una gorguera que nace en la base de las orejas y es más densa en los machos que en las hembras. El pelo de la cola es largo y suelto. Las orejas presentan mechones en las puntas. Las zarpas tienen también mechones, que les dan el aspecto de raquetas para la nieve. El maine coon puede presentar más de 30 colores. Los ojos pueden ser verdes, dorados o cobrizos; en los gatos blancos, es posible encontrar ojos azules o de distinto color cada uno.

Origen

Los ancestros del maine coon fueron gatos de pelo largo traídos al estado de Maine (EE. UU.) por los marineros a mediados del siglo XIX. Aquellos gatos se aparearon con los gatos locales de pelo corto. Los descendientes fueron gatos grandes y de constitución fuerte, con pelajes semilargos y colas en forma de cepillo que recordaban a las de los mapaches (racoon, en inglés); de ahí, el nombre de maine coon. Estos gatos desarrollaron pelajes densos y gruesos para soportar los inviernos extremos de Maine. Ya en la década de 1860 se realizaron exposiciones especiales sobre los maine coon y la raza se popularizó como animal de compañía. El maine coon fue importado al Reino Unido en la década de 1980.

País de Origen

América

Personalidad

Los maine coon tienen un carácter dulce y son muy juguetones y amistosos. Disfrutan de la compañía humana y son buenas mascotas. Posiblemente debido a su origen humilde, están acostumbrados a dormir a la intemperie y no es raro encontrarlos acurrucados en los lugares más extraños. Disfrutan con la vida al aire libre y la caza. Los maine coon destacan por el encantador gorjeo bajo que emiten.

Salud

La raza parece tener una alta prevalencia de una afección cardíaca denominada miocardiopatía hipertrófica. También muestra una elevada prevalencia de displasia de cadera. Pregunte al criador sobre estos aspectos antes de decidirse a comprar.

Información Adicional

Si está pensando en permitir que su maine coon críe, pida información a su veterinario sobre las pruebas diagnósticas pertinentes para garantizar la salud de la camada.

Nutrición

Cada gato es único y tiene sus particulares filias, fobias y necesidades en lo que a alimentación se refiere. No obstante, los gatos son carnívoros y cada gato debe obtener de su comida 41 nutrientes concretos diferentes. La proporción de estos nutrientes variará dependiendo de la edad, del estilo de vida y de la salud en general, por lo que cabe esperar que un enérgico gatito que todavía está creciendo necesite un equilibrio de nutrientes diferente al de un gato mayor menos activo. Es necesario prestar atención a la cantidad de alimento necesaria para mantener 'un estado físico ideal' de acuerdo con las pautas de alimentación y atendiendo a las preferencias individuales con respecto al tipo de comida (húmeda o seca).

Aseo

Teniendo en cuenta su longitud, el maine coon se las apaña bastante bien con su pelo, pero no por ello deja de necesitar un acicalado frecuente para mantenerlo en buenas condiciones. Como con todos los gatos, se recomiendan vacunaciones y controles antiparasitarios periódicos.
share.png SHARE