Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Oriental de pelo corto

  • PeloCorto
  • AseoMenos de una vez a la semana
  • RuidosoAlto
  • ActividadAlto

Descripción

Los orientales son de tamaño mediano, pero se sienten más pesados de lo que aparentan. El cuerpo es similar al de un siamés: largo, delgado, larga cola en forma de látigo y patas largas y esbeltas. La cabeza es cuneiforme triangular, de perfil recto, con grandes orejas muy separadas. El pelaje del oriental es muy corto y ceñido al cuerpo. Su textura es fina y lustrosa. Los orientales de pelo corto presentan una gran variedad de colores y patrones.

Origen

En realidad, el oriental es un siamés con un pelaje de diferente color y ojos verdes (excepto en el caso del blanco, que tiene los ojos azules). Su forma y temperamento son idénticos a los del siamés. El gato oriental se creó cruzando gatos siameses con otras razas para producir colores diferentes. El siamés negro existía desde hace mucho tiempo, pero fue en la década de 1950 cuando se empezó a hacer un serio esfuerzo para criar diferentes colores, siendo conocido el negro desde entonces con el nombre de oriental negro. La siguiente raza oriental en ser desarrollada fue la Habana, un siamés de color chocolate (no confundir con el gato habana marrón, que es una raza americana distinta). A partir de entonces, la reproducción selectiva ha dado origen a muchos más colores y patrones de pelaje.

País de Origen

América / Gran Bretaña

Personalidad

Igual que los siameses, el oriental es un gato inteligente y curioso que hace notar su presencia. Le encanta comunicarse con sus compañeros humanos y espera una respuesta. Quiere formar parte de la familia y disfruta con juegos como ir a buscar una bola de papel arrugado. Los orientales necesitan mantenerse entretenidos con juguetes y no les gusta quedarse solos, por lo que si trabajas fuera todo el día sería buena ideal tener otro oriental.

Salud

Los gatos orientales pueden ser muy longevos. Aunque la vida de la mayoría de los orientales de pelo largo es larga y saludable, existen varios trastornos que parecen estar asociados a la familia oriental: se trata de trastornos similares a los de los siameses, con los que están estrechamente emparentados.

Nutrición

Cada gato es único y tiene sus particulares filias, fobias y necesidades en lo que a alimentación se refiere. No obstante, los gatos son carnívoros y cada gato debe obtener de su comida 41 nutrientes concretos diferentes. La proporción de estos nutrientes variará dependiendo de la edad, del estilo de vida y de la salud en general, por lo que cabe esperar que un enérgico gatito que todavía está creciendo necesite un equilibrio de nutrientes diferente al de un gato mayor menos activo. Es necesario prestar atención a la cantidad de alimento necesaria para mantener 'un estado físico ideal' de acuerdo con las pautas de alimentación y atendiendo a las preferencias individuales con respecto al tipo de comida (húmeda o seca).

Aseo

El pelaje corto y brillante del oriental no necesita muchos cuidados, aunque el gato disfrutará de las atenciones que esos cuidados implican. Como con todos los gatos, se recomienda un chequeo veterinario anual, vacunación y control antiparasitario.
share.png SHARE