Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Savannah

  • PeloCorto
  • AseoMenos de una vez a la semana
  • RuidosoMedio
  • ActividadAlto

Descripción

El savannah es un gato alto y delgado, de patas largas; su tamaño final depende de lo próxima que esté esa cría en concreto a los cruces de primera generación, ya que las primeras generaciones son bastante grandes. Los machos savannah tienden a ser más grandes que las hembras. A causa de los factores aleatorios de la genética híbrida del savannah, puede existir una importante variación de tamaño, incluso en una misma camada. El aspecto general de un individuo savannah depende en gran medida de su generación; suelen ser moteados, pero también pueden presentar patrones clásicos o marmoleados, coloración nevada y azul u otros colores diluidos. Las orejas son altas, ahuecadas, profundas, redondeadas y erectas (en la parte posterior tienen una banda central clara bordeada de negro, azul oscuro o marrón, lo que crea el efecto de un ojo), la nariz ancha y los ojos caídos. La cola es corta y tiene anillos negros, con la punta negra lisa. Los ojos pueden ser verdes, marrones o dorados.

Origen

Los gatos savannah despiertan cierta controversia. Son el resultado del cruce de un gato doméstico y un serval (gato salvaje africano de tamaño mediano y grandes orejas). Estos primeros cruces volvieron a reproducirse y a los gatos resultantes se les denomina domésticos. La raza surgió a mediados de la década de 1980 y una de las organizaciones de amigos de los gatos la ha reconocido como tal.

País de Origen

EE. UU.

Personalidad

Como estos gatos no son habituales, es difícil hacer generalizaciones sobre los rasgos de su personalidad y lo predecibles que pueden ser. Esto puede depender, en gran medida, de lo próximos que estén al primer cruce. Según los informes, algunos son muy sociables y amistosos con los desconocidos, con otros gatos y con los perros, mientras que otros pueden correr a esconderse, o sisear y gruñir, cuando ven a un extraño. Parece ser que el savannah puede saltar muy alto (2,43 m) desde una posición de pie, así como aprender con rapidez. No es un gato "principiante" y es bastante grande y fuerte (los artículos usan frecuentemente la palabra "asertivo" y, como en su mayor parte son obra de los criadores de estos gatos, es difícil saber más). ¿Se comportará de un modo muy territorial con otros gatos si sale a la calle? ¿Será un gran depredador para la fauna local? Se dice que los savannah gorjean como un serval o maúllan como un gato doméstico, o una mezcla de ambas cosas. También silban con intensidad, lo que suena bastante alarmante.

Salud

Aún es demasiado pronto para saber si la raza tiene problemas de salud, ya que todavía no se ha mencionado ninguno en la literatura veterinaria.

Información Adicional

Por supuesto, para criar a estos gatos es necesario mantener a los servales en un lugar seguro y en condiciones de bienestar. En el Reino Unido se necesita un permiso conforme a la Dangerous Wild Animals Act (Ley de Animales Salvajes Peligrosos) para tener servales y cruces de primera generación. No se conoce muy bien hasta qué punto son seguros los primeros cruces entre servales y gatos domésticos.

Nutrición

Cada gato es único y tiene sus particulares filias, fobias y necesidades en lo que a alimentación se refiere. No obstante, los gatos son carnívoros y cada gato debe obtener de su comida 41 nutrientes concretos diferentes. La proporción de estos nutrientes variará dependiendo de la edad, del estilo de vida y de la salud en general, por lo que cabe esperar que un enérgico gatito que todavía está creciendo necesite un equilibrio de nutrientes diferente al de un gato mayor menos activo. Es necesario pr'un estado físico ideal' de acuerdo con las pautas de alimentación y atendiendo a las preferencias individuales con respecto al tipo de comida (húmeda o seca).

Aseo

El pelaje del savannah es fácil de cuidar. Como ocurre con todos los gatos, esta raza necesita vacunaciones periódicas, control antiparasitario y chequeos veterinarios anuales.
share.png SHARE