Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Siamés

  • PeloCorto
  • AseoMenos de una vez a la semana
  • RuidosoAlto
  • ActividadAlto

Descripción

El siamés es un gato de tamaño mediano con un cuerpo largo y flexible, que resulta grácil y elegante sin perder su aspecto musculoso. El cuerpo es equilibrado y atlético; las patas, esbeltas; y las zarpas, pequeñas y ovaladas. La cabeza vista desde arriba recuerda a un triángulo que se estrecha en líneas rectas hasta un hocico delgado. Las orejas son grandes y erguidas, y están situadas de tal modo que siguen las líneas del triángulo. Los ojos tienen forma oriental y se inclinan hacia la nariz. La cola es larga, estrecha y carece de dobleces. El pelaje, corto, fino y ceñido al cuerpo, tiene un color principal pálido en todo el cuerpo, excepto en las marcas distales, que son mucho más oscuras. El color más oscuro se extiende únicamente a la zona de la máscara de la cara, las orejas, las patas y la cola, que son las partes más frías del cuerpo. Se presenta en una amplia gama de colores. Independientemente de los colores y patrones del pelaje, el color de los ojos será siempre un azul intenso brillante.

Origen

El siamés es una de las razas de pedigrí más populares en el Reino Unido, superada en número solo por el británico de pelo corto. También es una de las más fáciles de reconocer. El siamés es originario de la actual Tailandia y su existencia se remonta a cientos de años atrás. La leyenda afirma que los gatos siameses eran sagrados y protegían los templos budistas. Los siameses fueron importados a Gran Bretaña en la década de 1880. El color original del siamés era el clásico con puntos distales marrón oscuro y el resto del cuerpo en color crema cálido, pero los criadores occidentales han desarrollado más colores mediante la introducción de otras razas de gatos en los programas de reproducción. El siamés original era bizco y tenía la cola retorcida, pero estos rasgos se consideran defectos graves en la actualidad.

País de Origen

Tailandia (antiguamente, Siam)

Personalidad

Probablemente el siamés sea tan conocido por su personalidad vocal contundente como por su aspecto clásico. La raza suele ser abierta, extrovertida y, en ocasiones, muy ruidosa. Los siameses exigen atención y necesitan sentirse parte de la familia. Este no es el gato ideal para una persona que trabaje todo el día fuera de casa, ya que no le gusta quedarse solo (¡tal vez la solución sea la convivencia con uno de sus hermanos de camada!). Los siameses son muy inteligentes y necesitan mantenerse entretenidos. Es conveniente dejar a su alcance juguetes y postes de rascado para que se entretengan, y también se les puede enseñar a ir a buscar juguetes que hemos lanzado.

Salud

Los siameses son una raza longeva (incluso es posible que superen los veinte años de edad). Sin embargo, existen una serie de trastornos asociados a la raza. Algunas líneas pueden mostrar predisposición a algunos tipos de cáncer, como el linfoma y ciertos tumores intestinales. Además, los siameses parecen más propensos a la tos crónica (enfermedad bronquial) y vomitan más que otras razas. Por razones desconocidas, algunas líneas de siameses ingieren objetos extraños no nutritivos (fenómeno denominado geofagia), como prendas de lana, plástico u otros materiales.

Nutrición

Cada gato es único y tiene sus particulares filias, fobias y necesidades en lo que a alimentación se refiere.  No obstante, los gatos son carnívoros y cada gato debe obtener de su comida 41 nutrientes concretos diferentes. La proporción de estos nutrientes variará dependiendo de la edad, del estilo de vida y de la salud en general, por lo que cabe esperar que un enérgico gatito que todavía está creciendo necesite un equilibrio de nutrientes diferente al de un gato mayor menos activo. Es necesario prestar atención a la cantidad de alimento necesaria para mantener 'un estado físico ideal' de acuerdo con las pautas de alimentación y atendiendo a las preferencias individuales con respecto al tipo de comida (húmeda o seca).

Aseo

El pelaje corto y brillante del siamés no requiere un excesivo cuidado, pero el gato disfrutará de la atención dispensada durante el aseo. Como en la mayoría de las razas de pelo corto, estos gatos saben cuidar su pelaje perfectamente. Como todos los gatos, los siameses necesitan vacunación para protegerse de las enfermedades, así como un control antiparasitario periódico y chequeos veterinarios anuales.
share.png SHARE