Kounawit

Especialista en Materias Primas para comida de mascotas en Purina

Ingredientes

Go to the section >

El glicerol y el propilenglicol son ingredientes que normalmente se utilizan en alimentos tanto para el consumo humano como para el consumo animal, y su uso está regulado para garantizar plenamente su seguridad. Su función principal es mantener los alimentos en buen estado cuando se necesita que en el producto haya un alto grado de humedad.

Los dueños de mascotas buscan productos innovadores en cuanto a sabor y textura, para complacer a sus mascotas. Para crear un producto que ofrezca masticabilidad, se emplea el glicerol o el propilenglicol.

Glicerol: 
La legislación europea permite el uso de glicerol como humectante (una sustancia que retiene o conserva la humedad) en la comida para mascotas, que sirve para retener agua en los alimentos y evitar que se sequen y para mantener un cierto nivel de consistencia.
 
El glicerol se usa, por ejemplo, en Purina Friskies Crock & Soft para formar una barrera alrededor de las croquetas y que estas permanezcan blandas por dentro (si bien dicha blandura varía con el tiempo). Asimismo, el glicerol evita que la humedad del entorno afecte a las croquetas y hace que sigan estando crujientes y que no enmohezcan.

Propilenglicol:
El propilenglicol es un compuesto orgánico que también cuenta con propiedades humectantes, comúnmente presente en alimentos que comemos todos los días, como los postres congelados, los condimentos y las mezclas preenvasadas para pasteles.

No debe confundirse con el etilenglicol, que es altamente tóxico (utilizado como anticongelante). El propilenglicol tiene una estructura molecular diferente y, por tanto, un efecto diferente en la salud de las personas y los animales.

La legislación europea actual autoriza el uso de propilenglicol en comida para perros. El propilenglicol se usa, por ejemplo, en Purina PRO PLAN Duo Délice, para crear una barrera alrededor de los tiernos trozos laminados y que conserven la suavidad (de nuevo, la suavidad varía con el tiempo).

En Purina, cumplimos estrictamente con los niveles máximos permitidos por la ley, a fin de garantizar que nuestros productos sean completamente seguros para todas las mascotas.