Pestaña abrir PetsatWork

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Cuánto cuesta adoptar un perro

El coste de adopción de perros suele variar en función de la vía de adopción escogida y de la edad de adopción del perro. En general, ante la duda de cuánto cuesta adoptar un perro, es importante tener en cuenta que la adopción de un cachorro suele tener un coste superior a la de un perro adulto, debido a los gastos veterinarios iniciales y a la necesidad de esterilizarlo cuando alcance su madurez sexual.

Adoptar un perro a través de particulares

La adopción de un perro suele llevarse a cabo a través de dos vías, con procesos y costes diferenciados. La primera gira en torno a la adopción a través de particulares, que ofrecen esta posibilidad mediante anuncios en clínicas veterinarias, tiendas especializadas en mascotas, publicación en redes sociales y/o buscadores ("adopción de perros gratis" / "adopción de cachorros gratis"). Esta vía también engloba la adopción a través de amigos, familiares o conocidos que acaban de tener una camada de cachorros o que no pueden hacerse cargo de un perro adulto por determinadas circunstancias.

Este tipo de adopción de perros suele producirse mediante el contacto directo entre el ofertante y el demandante, estableciéndose entre ellos las condiciones de adopción, cuyo coste irá asociado a los cuidados veterinarios que haya asumido el ofertante hasta la fecha de adopción, dándose incluso la posibilidad de que la adopción se realice de forma gratuita, si se trata de un cachorro aún no vacunado y desparasitado, o de si hablamos de un perro adulto saludable.

Adoptar un perro a través de protectoras o refugios

La segunda vía de adopción se realiza a través de protectoras, refugios, albergues u otras asociaciones sin ánimo de lucro, ya sea mediante sus respectivas webs o visitándolos in situ. En este caso, existe un protocolo de actuación y un coste medio aproximado, que se estipula en función de las características del perro que se desea adoptar. El precio de adopción de perros medio oscila entre los 180€ (cachorros menores de 4 meses), y los 100€ (perros adultos hasta 7 años). Los perros mayores de 10 años suelen ofrecerse de manera gratuita. Todos los perros son entregados con su cartilla de vacunas al día, esterilizados si son adultos, desparasitados interna y externamente y con el microchip.

Algunas personas, cuando deciden realizar una adopción de un perro, cuestionan por qué deben pagar al conocer cuánto vale adoptar un perro. El motivo es muy claro. Las entidades que adoptan perros incurren en una serie de gastos veterinarios, incluida la revisión previa para confirmar que el perro está sano antes de proceder a la adopción, en función de la edad y necesidades del perro que se va a adoptar. La mayoría de estas entidades no reciben subvenciones públicas, pese a necesitar fondos para continuar con su labor. El coste que abonan los adoptantes cubre una parte del gasto incurrido, que en cualquier caso es mucho menor que el que se derivaría de los costes veterinarios convencionales. El resto de recursos se gestiona a través de las aportaciones de los socios o las donaciones de las marcas, que suelen colaborar con la entrega gratuita de alimento mediante campañas de recaudación.

Si optas por la vía de recurrir a una protectora o entidad de las características mencionadas para elegir perro y adoptar, deberás someterte a un proceso que incluye las siguientes fases:

Fase 1: Quiero adoptar un perro

Te recomendamos que te informes previamente de las alternativas existentes cercanas a tu localidad, y contactes con la entidad que hayas seleccionado para conocer más detalles sobre los perros disponibles (edad, tamaño, temperamento, raza…).

Muchas protectoras ofrecen la posibilidad de realizar paseos pre adopción in situ, para que puedas tener contacto con el perro antes de decidir. También puedes valorar la opción de acoger un perro durante unos días en tu casa, con el fin de conocer cómo se habitúa a tu espacio y a tu entorno.

Una vez que hayas escogido al que será tu futuro compañero, la entidad te facilitará un cuestionario para evaluar tu nivel de responsabilidad e implicación en el cuidado del animal. Este cuestionario suele incluir preguntas referentes a tu estilo de vida y a tus recursos personales y económicos.

Fase 2: Validación de la adopción de un perro

Superado el cuestionario, la entidad solicitará poder visitar previamente tu casa para comprobar que el perro adoptado dispondrá de un entorno apropiado, sin amenazas que puedan incomodarlo.

Esta visita puede ser de gran ayuda para ti, sobre todo si eres primerizo y necesitas hacer preguntas, o recibir consejos respecto a la convivencia con un perro.

Fase 3: Contrato de adopción de un perro

A partir de aquí, la entidad elaborará un contrato que deberéis firmar ambas partes, en las que se establece un compromiso de responsabilidad por tu parte (respecto a un posible abandono, maltrato, deficiencia en cuidados y alimentación, etc.), así como la aceptación de una cláusula referente a la necesidad de esterilizar al perro cuando sea pertinente, en el caso de que no lo esté, y con el coste que ello conlleve.

Suele ser habitual que la propia entidad te ofrezca la posibilidad de que sean sus propios veterinarios los que lleven a cabo la esterilización, con un coste inferior al del mercado.

Fase 4: Seguimiento de la adopción de un perro

Durante los primeros días de convivencia, la entidad se pondrá en contacto contigo para asegurar que el proceso de habituación del perro es correcto, y con el fin de ofrecerte apoyo o soluciones educacionales en el caso de que las necesites.

¡Seguramente, en ese momento ya estarás completamente enamorado de tu nuevo compañero, y no dudaras en enviarles una foto que demuestre vuestro amor!