<iframe src="https://www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-5WSJWJN" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
Logotipo de Purina®
Perro blanco y negro

Cómo identificar la enfermedad de las encías en tu perro

La enfermedad de las encías puede provocar molestias a tu perro, problemas de salud dental y, si no se trata, complicaciones más graves. Saber cómo detectar los signos de las enfermedades de las encías ayudará a atajar los problemas y a evitar posibles complicaciones en el futuro.

La causa de la enfermedad de las encías en perros

Las bacterias son la principal causa de las enfermedades de las encías, denominadas también enfermedad periodontal. Las bacterias, en combinación con los restos de alimentos, la saliva y otras partículas, forman una película que se adhiere a los dientes de tu perro; es lo que se conoce como «placa». El sistema inmunitario de tu perro intenta eliminar la placa liberando enzimas que pueden romper el tejido de las encías. Esto provoca la inflamación de las encías, la destrucción del tejido y, si no se trata, la enfermedad de las encías.

Como los perros no pueden lavarse los dientes, tienden a acumular placa, lo que favorece la enfermedad. Es fácil que los primeros síntomas de la enfermedad pasen desapercibidos, porque tu perro no puede decirte qué le pasa e, incluso, puede intentar ocultar sus molestias. No obstante, existen indicios a los que puedes estar atento para mantenerlo saludable.

Síntomas de la enfermedad de las encías en perros

Debes examinar la boca de tu perro periódicamente en busca de los primeros signos de la enfermedad de las encías. El mal aliento es el signo más evidente, pero existen otros: encías enrojecidas, sangrantes o hinchadas, acumulación de una costra de sarro amarillento o marrón sobre los dientes y babeo.

Además, tu perro puede presentar cambios de comportamiento específicos. Según el tiempo que lleves con tu perro o lo familiarizado que estés con sus hábitos, es posible que percibas problemas para morder los alimentos o ruidos al comer. Es posible que encuentres sangre en su bebedero o en los juguetes que muerde, o que produzca más mucosidad o salivación viscosa.

Si tu perro muestra alguno de los indicios o síntomas que hemos mencionado o si te preocupa, lo primero que debes hacer es llevarlo a la consulta del veterinario. Algunas bacterias pueden ocultarse bajo la encía y será necesaria una radiografía dental para conocer la magnitud del daño bacteriano.

Cuida la salud dental de tu perro con un snack Purina® DentaLife® al día. Su textura porosa y masticable y su diseño acanalado ayudan a limpiar incluso las zonas más difíciles de alcanzar y a refrescar el aliento para lograr una limpieza profunda. Pide más información a tu veterinario sobre como cuidar la boca de tu perro.

CONSEJOS SOBRE EL CUIDADO DENTAL

Respondemos a todas tus preguntas sobre el cuidado dental de tu perro: qué causa el mal aliento, cómo revisar los dientes de tu mascota, etc.