Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Learn more about the company behind FRISKIES®
Purina

Llevar un perro a casa

Llevar un perro a casa!

Siente la emoción de tener un perro en la familia con estos consejos y trucos de PURINA® Friskies®.

Siente la emoción de tener un perro en la familia con estos consejos y trucos de PURINA® Friskies®.

Repletos de amor incondicional, los perros son una fuente de compañerismo para los niños. También ayudan a aumentar los niveles de actividad diaria y reducen el estrés de todos los miembros de la familia. ¿Sabías, por ejemplo, que los niños que tienen perros en casa faltan menos al colegio por estar enfermos? ¿O que te recuperarás más rápido de una enfermedad o infección si tienes un perro?

Explora las páginas siguientes para descubrir cómo acoger a un perro en tu familia ayudará a tus hijos a aprender, crecer y desarrollarse.

Si tu aventura canina significa llevar un cachorro a casa, aquí encontrarás algunos consejos que puede seguir todo el mundo, incluso tus hijos…

  • Tu cachorro necesitará un lugar cálido y cómodo donde dormir. Llena su nueva cama con mantas y coloca una botella de agua caliente debajo para que se sienta seguro mientras duerme.

  • ¡Elige boles con el fondo pesado para comer! Los cachorros vuelcan sin querer mucho más fácilmente los boles de plástico, por lo que es mejor elegir un bol con el fondo más robusto, como uno hecho de cerámica o acero inoxidable.
  • ¡Elige boles con el fondo pesado para comer! Los cachorros vuelcan sin querer mucho más fácilmente los boles de plástico, por lo que es mejor elegir un bol con el fondo más robusto, como uno hecho de cerámica o acero inoxidable.
  • ¡Los cachorros sufren el proceso de dentición como los bebés! ¡Ten a mano golosinas y juguetes para mantener a salvo tus calcetines y zapatos! Simplemente asegúrate de que sean adecuados para cachorros y de que no sean demasiado pequeños y puedan ahogarse accidentalmente o dañar sus encías.

  • ¡Todos los cachorros tienen que visitar al veterinario y ser vacunados! Asegúrate de llevar contigo montones de premios a la primera visita de tu cachorro; ¡puede resultarle un poco abrumador y necesitará muchos cuidados y distracciones para ayudarle a sobrellevarlo!

Una vez que le hayan puesto todas las vacunas, ¡podrás sacar a tu cachorro a pasear por primera vez! No obstante, puedes pasar tiempo haciendo que se acostumbre a la sensación de llevar un collar y una correa en casa antes de sacarlo. Especialmente con la ayuda de tus hijos para enseñarles la rutina de paseo del perro, así como ayudarles a establecer vínculos con su nuevo perro.

/