< atrás

Aseo y salud

Consejos de limpieza diarios para mantener a tu perro de raza pequeña sano y en forma

Gran parte del atractivo de un perro de raza pequeña reside en su encantador aspecto y en su tamaño achuchable. Pero, aunque los perros de raza pequeña no son tan aficionados a los barrizales como los grandes, a muchos les encanta jugar al aire libre. Para mantener a tu perro limpio, sano y listo para un achuchón, es imprescindible limpiarlo con regularidad.

El aseo y arreglo del pelo de un perro

Asear a tu perro de raza pequeña implica algo más que mantener su pelo limpio y bien cortado. Durante el aseo completo de un perro de raza pequeña también hay que revisarle las orejas y los ojos, cepillarle los dientes y cortarle las uñas, por lo que suele ser mejor dejar este tipo de aseo para un profesional. La hora del aseo es el momento perfecto para comprobar si hay parásitos (por ejemplo, pulgas y garrapatas) y localizar las zonas de piel seca y escamosa que tu perro pueda tener.

Aseo perro pequeño

Elegir al profesional perfecto para el aseo de tu perro

Los peluqueros caninos recomiendan realizar el primer aseo completo a un cachorro de raza pequeña inmediatamente después de su segundo ciclo de vacunación, sobre todo si se trata de una raza de perro pequeño que va a requerir cortes de pelo periódicos en el futuro. Después, puedes reservar un aseo completo cada seis u ocho semanas y tu perro se acostumbrará enseguida a esta rutina. Es conveniente que bañes a tu perro de raza pequeña la noche antes de su aseo para reducir las marañas de pelo y que salgas a dar un paseo relajante con él antes de ir a la peluquería.

Momento del baño de un perro de raza pequeña
Asear a tu perro de raza pequeña implica algo más que mantener su pelo limpio y bien cortado; también hay que revisarle los ojos, las orejas, los dientes y las uñas

La hora del cepillado refuerza los vínculos afectivos con tu perro

Un cepillado habitual es la oportunidad perfecta para crear vínculos con tu perro de raza pequeña. Cepilla o peina a los perros de pelo largo (como el Shih Tzu) a diario, y a las razas de pelo mediano (como el Cavalier King Charles Spaniel) una vez a la semana. Las razas de pelo corto (como el bulldog francés) pueden cepillarse una vez al mes con un guante de goma especial para su aseo. Cepilla suavemente a tu perro de raza pequeña en la dirección de crecimiento del pelo; si te preocupa ejercer demasiada presión, elige un cepillo para cachorros (tiene las púas muy suaves y es ideal para pieles sensibles).

Un baño sin complicaciones

La mayoría de los perros de raza pequeña solo necesitan bañarse una vez al mes, en agua algo más caliente que tibia. Puedes usar un champú y acondicionador suave especial para perros para alisar el pelaje de tu perro de raza pequeña (los champús especiales para «pelaje blanco» realzarán el color y brillo de razas de perro pequeñas, como el Bichon Frisé).

Entender a tu raza de perro

Saber a qué se dedicaba originalmente la raza de tu perro pequeño te ayudará a entender por qué su pelaje es corto, liso o rizado. Por ejemplo, el Jack Russell Terrier fue criado para correr por los campos y meterse en las madrigueras; por eso, su pelo es áspero, corto y duro. Conocer mejor la raza de tu perro pequeño y qué grado de actividad física puede llegar a desarrollar, te ayudará a entender cómo debes peinar y cortar su pelaje.

Pequeños extras para tu perro

Para mantener el pelaje de tu perro de raza pequeña liso y brillante, un espray desenredante te facilitará el cepillado y peinado de tu perro entre sesiones de peluquería. En invierno, evita que las almohadillas de sus patas se sequen y agrieten dándole un masaje relajante con cera para patas y, en verano, protege su nariz y las puntas de las orejas con un protector solar especial para perros.