< atrás

Bienvenida de tu perro de raza pequeña a casa

Cómo elegir a tu raza de perro pequeño y qué hacer antes de traerlo a casa

Si nunca has compartido tu vida con un perro, un perro pequeño puede ser una opción excelente, sobre todo si vives en una zona urbana. Pero antes de elegir el mejor perro pequeño para tu hogar y tu estilo de vida, ten en cuenta las cuestiones prácticas. Las razas de perros pequeños suelen vivir más que las razas grandes, por lo que tu perro pequeño podría acompañarte durante 12 años o más.

Razas de perros pequeños: Ten en cuenta las cuestiones básicas

Pregúntate cuánto tiempo puedes dedicarle: las razas de perros pequeños suelen necesitar menos ejercicio que los perros grandes, pero sigue siendo muy importante que hagan ejercicio para mantenerse activos físicamente y estimulados mentalmente. Tu perro pequeño va a necesitar uno o dos paseos diarios y mucho tiempo de juego contigo; muchos perros pequeños necesitarán además una mano firme y mucha paciencia mientras aprenden a comportarse. Debes pensar también en tu estilo de vida y en tus vacaciones: ¿va a poder acompañarte tu perro pequeño en tus excursiones y tus salidas nocturnas? Ten en cuenta el coste de la alimentación, el aseo y el seguro de tu perro pequeño, así como las tarifas que tendrás que pagar por sus vacunaciones anuales y las revisiones veterinarias periódicas.

Perro pequeño sentado en la hierba

Elegir una raza de perros pequeños

Las razas de perros pequeños amistosos y de buen carácter, como el Bichon Frisé y el Cavalier King Charles Spaniel, son excelentes opciones para aquellas personas y familias que nunca han tenido un perro. Los dueños de perros pequeños vitales (¡y pacientes!) preferirán el carácter activo de un Fox Terrier o un Jack Russell Terrier, mientras que los aficionados a los concursos de perros pequeños pueden sentirse atraídos por una raza decorativa de pelo largo, como el Shih Tzu o el Pomerania. Consulte aquí nuestra guía de las razas más populares de perros pequeños.

Sosteniendo dos cachorros pequeños
Los cachorros necesitan socialización, por lo que deberás reservar mucho tiempo durante sus primeras semanas para interactuar con tu perro de raza pequeño

Encontrar tu raza de perro pequeño

Para estar seguro de que tu perro pequeño sea sano y feliz, elige siempre un criador o vendedor de confianza. Evita los anuncios de la prensa o carteles locales, y pregunta siempre si puedes visitar a tu posible perro pequeño en su entorno doméstico actual. Si quieres dar un hogar a perros de razas pequeñas ya adultos, también puedes considerar la posibilidad de un refugio o protectora de animales.

Prepararse para el gran día para tu perro de raza pequeña

Cuando hayas elegido a tu perro pequeño, pregunta si lo van a vacunar, desparasitar y despulgar antes de llevártelo a casa. Si, por algún motivo, no fuese así, pide cita al veterinario con antelación. Tu cachorrito será más receptivo a la socialización durante sus 15 primeras semanas de vida. Así pues, no olvides reservar mucho tiempo durante estas primeras semanas para interactuar con tu perro pequeño. En cuanto esté vacunado, podrás llevarlo a un montón de sitios nuevos y enseñarle nuevas experiencias muy valiosas para él.

Razas de perros pequeños: En qué hay que fijarse

Si vas a comprar un cachorro, solicita conocer a la madre de tu perro de raza pequeña para examinar su personalidad y su estado físico. Los cachorros suelen visitarse sobre las seis semanas de edad; si alguno de los cachorros de la camada te gusta especialmente, comprueba que tenga los ojos brillantes, las orejas limpias, la nariz húmeda y fría, y el pelaje sano. Tu cachorrito debe responder a los ruidos repentinos y mostrarse atento e interesado por todo lo que pasa a su alrededor.

Traer a tu perro de raza pequeña a casa

La mayoría de los cachorros de perro pequeño están listos para dejar a su madre entre las ocho y las 12 semanas de edad. Prepara un lugar donde tu perro pequeño se sienta cómodo y seguro, y coloca su cama lejos de las corrientes de aire y de radiadores calientes. Vas a necesitar una colección de juguetes diseñados especialmente que su pequeña boca pueda agarrarlos y mordisquearlos de un modo seguro. También tienes que comprar un comedero y un bebedero pequeños, y comida diseñada especialmente para perros pequeños (en principio, podrías comprar recetas húmedas y secas para que pueda elegir las que más le gusten). Por último, disfruta de la experiencia: muchas razas de perros pequeños crecen muy unidos a sus dueños y ese vínculo se reforzará a medida que os vayáis conociendo mejor.