< atrás

Planificación de las comidas de tu perro

Cómo lograr que tu perro de raza pequeña disfrute aún más de sus comidas en todas las etapas de su vida

Existe una gran variedad de forma y tamaño entre los perros de raza pequeña; por eso, conviene dedicar algún tiempo a crear el mejor plan de alimentación para tu perro. Las razas muy pequeñas, como el Pomerania y el Chihuahua, tienen diferentes necesidades de alimentación que las razas pequeñas más grandes, como el Fox Terrier y el Bichon Frisé. Todos los perros de raza pequeña tienden a quemar calorías más rápido que los de raza grande; por eso, es importante asegurarse de que se alimentan suficientemente.

Las edades en los perros

Se considera que los perros de raza pequeña son ya adultos totalmente desarrollados alrededor de los 10 meses y su edad adulta continúa hasta los 8 o 9 años, a partir de los cuales se les considera ya mayores, a diferencia de algunas razas de perros grandes que pueden considerarse de edad avanzada ya a los seis años de edad. Una vez que tengas una idea clara de qué peso y forma debe tener tu perro pequeño en su etapa vital actual, eres responsable de establecer una rutina de alimentación que le mantenga sano y feliz. Tu veterinario te aconsejará adecuadamente.

Las raciones de tu perro

A muchos perros de raza pequeña les gustan tanto las recetas completas de comida seca como húmeda, ambas nutricionalmente equilibradas. No obstante, es muy importante controlar el tamaño de las raciones de tu perro, así como elegir una comida para perros de raza pequeña: por el tamaño de su boca, los bocados y croquetas pequeños les resultan mucho más fáciles de masticar y tragar.

Perro con un juguete en la boca
Los perros de raza pequeña tienen necesidades nutricionales específicas, por lo que necesitan una alimentación adaptada nutricionalmente a la rapidez de su metabolismo.

Elegir la comida correcta para tu perro

Los alimentos completos secos son fáciles de medir y duran más tiempo una vez abiertos, por lo que suelen resultar más cómodos. Sin embargo, los perros de raza pequeña prefieren a menudo alimentos húmedos completos, ya que disfrutan de su textura jugosa; para facilitar el control de las raciones, este tipo de alimentación suele presentarse en envases individuales. Si decides añadir croquetas secas a una receta húmeda, no olvides ajustar las cantidades de ambos tipos de comida para no sobrealimentar a tu perro.

La comida seca y húmeda

Algunos perros de raza pequeña se muestran quisquillosos aunque su comida se reparta en raciones muy pequeñas, pero aun así llevan una vida sana. No obstante, si tu perro pequeño pierde peso o su pelaje carece de brillo, consulta a tu veterinario. Mientras tanto, pon agua fresca a disposición de tu perro durante las comidas, sobre todo si come únicamente pienso seco. Si su alimentación consiste solo en comida húmeda, prueba a templarla antes de servírsela para que libere todo su aroma y contribuya a abrir el apetito de tu perro pequeño. Por último, sirve las comidas a tu perro de raza pequeña en un lugar tranquilo y sin distracciones.

Evitar la sobrealimentación de tu perro

En realidad, sobrealimentar a tu perro de raza pequeña es mucho más fácil de lo que crees. Una vez que sepas la cantidad exacta que tu perro debe comer en un solo día, repártela con precisión en dos o tres porciones. Intenta no alimentar a tu perro de raza pequeña con mayor frecuencia o acabará por pedir comida constantemente. Si das golosinas o snacks a tu perro de raza pequeña, reduce el peso equivalente de su ración completa para ese día. Es importante que las golosinas nunca constituyan más del 10 por ciento de las necesidades energéticas diarias de tu perro.

Adaptar la dieta de tu perro pequeño

Si tu perro de raza pequeña sigue dejando comida en el plato, prueba a cambiar a otra receta. Siempre que hagas algún cambio en la dieta de tu perro, debes hacerlo gradualmente, sustituyendo una de sus porciones diarias de comida seca por comida húmeda (o viceversa), durante los dos o tres primeros días. Si le gusta la comida nueva, sírvesela dos veces al día durante otros tres días, y así sucesivamente hasta cambiar su dieta por completo. Los perros de raza pequeña suelen tener mucho carácter, por lo que tu perro no dudará en mostrarte claramente qué es lo que le gusta y lo que no.