< atrás

Consejos y trucos para el adiestramiento de tu perro

Sencillos consejos de entrenamiento con recompensa para tu perro de raza pequeña

El tiempo que pasas divirtiéndote con tu perro de raza pequeña puede servir también para iniciar un adiestramiento básico, es decir, fomentar y premiar el buen comportamiento e ignorar (sin castigar) los comportamientos no deseados. Con tiempo y paciencia, el buen comportamiento de tu perro de raza pequeña se convertirá en un hábito y disfrutaréis aun más del tiempo que paséis juntos.

perro pequeño sentado y jadeando

Cuándo socializar a tu perro

Los perros de raza pequeña suelen tener un carácter fuerte y adiestrarles puede ser todo un reto. También pueden tener un modo de ladrar sorprendentemente ruidoso; por eso es importante «socializar» a los perros de raza pequeña desde temprana edad: lo ideal es durante las 15 primeras semanas de vida, ya que, según los veterinarios, es cuando están más abiertos a nuevas experiencias.

La socialización de tu perro

La socialización de tu perro consiste en acostumbrarle a las nuevas imágenes y sonidos mientras aún es cachorro: desde conocer gente nueva y jugar con otros perros hasta ignorar el sonido de la aspiradora o caminar tranquilo por una calle concurrida. Si sueles usar el transporte público, tu perro de raza pequeña debe aprender a viajar en tren o en autobús sin ponerse nervioso. Si tu perro de raza pequeña se pone muy nervioso al conocer a gente nueva, en lugar de ordenarle (¡sin éxito!) que se tumbe, enséñale un truco distinto (como inclinar la cabeza o dar la pata) y utilízalo como distracción.

Consejos de adiestramiento de tu perro

El adiestramiento de tu perro de raza pequeña empieza con algunas órdenes básicas: «tranquilo», «ven aquí» y «deja eso» (estas dos últimas son muy importantes). «Ven aquí» podría ayudarte a apartar a tu perro de un peligro, y «deja eso» podría evitar que coma algo venenoso. Utiliza siempre las mismas palabras para cada orden y controla tu tono de voz.

Con tiempo y paciencia, el buen comportamiento de tu perro de raza pequeña se convertirá en un hábito y disfrutaréis aun más del tiempo que paséis juntos.

El adiestramiento con clicker

Este método combina un sonido que tu perro de raza pequeña reconocerá, y una recompensa si la respuesta es correcta. No obstante, hay que tener práctica y sincronización porque el «clic» indicará a perro que ha hecho las cosas bien y, por tanto, esperará una recompensa. Participa en el aula de adiestramiento de tu localidad para aprender más sobre este método.

Cómo prevenir la ansiedad por separación de tu perro

La ansiedad por separación puede ser un problema, pero hay cosas que puedes hacer mientras es cachorro para evitar que tu perro de raza pequeña se convierta en un adulto ansioso. Por ejemplo, pueden incluir ejercicios de separación en su adiestramiento básico. Usa portezuelas en las escaleras para animar a tu perro de raza pequeña a pasar tiempo en una habitación apartada sin ponerse nervioso. De vez en cuando, coge las llaves o el abrigo y vuelve a dejarlos sin haber salido: así, tu perro aprenderá que esas cosas no siempre significan que vas a desaparecer. Cuando salgas de casa, deja a tu perro de raza pequeña un lugar cómodo para dormir, agua fresca y juguetes o rompecabezas con los que mantenerse ocupado.

Las recompensas para tu perro

Si deseas premiar a tu perro de raza pequeña con golosinas, usa croquetas de pienso muy pequeñas (una cada vez) y descuéntalas de su ración diaria de comida. No olvides las caricias y mimos cuando tu perro de raza pequeña obedezca tus órdenes: ¡estará encantado con una respuesta tan positiva!

Combinar adiestramiento y ejercicio

Los paseos y el tiempo de juego pueden aprovecharse también para el adiestramiento: con los juegos de tira y afloja aprenderá a compartir, y con los de traer un juguete estarás enseñando a tu perro de raza pequeña a volver a tu lado. También puedes enseñarle a orinar cuando se lo indiques, dándole la orden en cuanto empiece a hacerlo y premiándole inmediatamente después. Si vives en una zona urbana, es bueno que dejes a tu perro pequeño jugar en espacios amplios y abiertos siempre que puedas; es probable que existan más distracciones y constituye una excelente oportunidad para probar todas estas nuevas órdenes.