< atrás

Viajar con perros pequeños

Cómo viajar con tu perro de un modo seguro y mantenerle sano y feliz durante el viaje

Los perros pequeños son fáciles de transportar y muchas razas de perros pequeños poseen una personalidad curiosa y aventurera. Así pues, si tu perro pequeño suele acompañarte a todas partes, es poco probable que se asuste en viajes largos, sobre todo si planificas detenidamente el viaje. Muchos hoteles y habitaciones con derecho a cocina permiten la presencia de perros pequeños, y planes como el Pet Travel Scheme hacen que viajar con tu perro sea más fácil que nunca.

Viajar con perros pequeños: planificar

El coche puede ser la opción más sencilla porque puedes parar cada cierto tiempo para descansar; sin embargo, algunas compañías de ferris, ferroviarias o aéreas no ponen objeciones a viajar con perros pequeños. Compruébalo siempre antes de reservar tu billete y pregunta si tu perro pequeño tiene que viajar en la bodega de equipaje. Si te decides por el coche, da de comer a tu perro pequeño un par de horas antes de salir y mantén el coche fresco y bien ventilado. Asegúrate de que tu perro pequeño viaje de un modo cómodo y seguro, usando un transportín amplio o un arnés para perros, pero no cedas nunca a la tentación de llevarlo en brazos. Nunca dejes a tu perro pequeño solo en el coche, ni siquiera por unos minutos.

Viajar con perros pequeños: El Pet Travel Scheme

El Pet Travel Scheme te permite viajar con tu mascota desde el Reino Unido a una amplia lista de países de la Unión Europea y a otros lugares; no olvides comprobar si el país al que vas a viajar figura en esta lista. [https://www.gov.uk/take-pet-abroad/listed-and-unlisted-countries]. Cuando estés seguro de que tu destino figura en la lista, informa a tu veterinario de que deseas obtener el pasaporte de tu mascota: normalmente, solo se necesita que el perro tenga microchip, que tenga al día su vacunación antirrábica y, en ocasiones, desparasitarlo justo antes del viaje; en ocasiones, el veterinario te recomendará también vacunar a tu perro pequeño contra otras enfermedades menos comunes.

Pide al veterinario el pasaporte de tu perro pequeño: normalmente, solo es necesario que tenga microchip y esté vacunado contra la rabia
Perro jadeando en un coche

Atención sanitaria antes de salir de viaje con perros pequeños

Cuando viajes con perros pequeños, recuerda tratarlo contra las pulgas y las lombrices antes de salir, y lleva contigo una copia de su tarjeta de vacunación. Infórmate sobre los veterinarios locales de tu destino por si se presenta una urgencia y pon en la maleta un botiquín de primeros auxilios para mascotas. Si tu perro tiene el pelo mediano o largo, no cedas a la tentación de cortárselo para evitar que pase calor; en realidad, el pelo ayudará a proteger su piel del sol.

Consejos de salud durante el viaje con perros pequeños

Tienes que tener en cuenta una serie de consejos en el momento de viajar con perros pequeños. Los cambios repentinos en su dieta pueden provocarle malestar e incomodidad; para mantener su salud digestiva, no olvides llevar un paquete de su comida habitual. Si vas a viajar a un lugar cálido, lleva protector solar para perros y compra una alfombra refrigerante por si tu perro pequeño pasa demasiado calor. Lleva siempre contigo una botella de agua fresca y un bebedero cuando vayas de paseo o de excursión; así evitarás que caiga en la tentación de beber agua sucia o salada. Protege a tu perro de los mosquitos, sobre todo en climas mediterráneos o tropicales.

Relajación durante el viaje con perros pequeños

Para viajar con perros pequeños, mete en la maleta su cama o manta y algunos de sus juguetes preferidos para ayudarle a acostumbrarse al cambio de entorno. También es recomendable un producto a base de feromonas antes de salir de viaje, ya que le ayudará a relajarse de un modo totalmente natural.

Viajar con perros pequeños: consejos prácticos

Evita pasear con tu perro pequeño en las horas de máximo calor, sobre todo por arena caliente o superficies duras. Caminar por la hierba es mucho más cómodo para las patitas de tu perro pequeño. Cepilla o peina bien a tu perro pequeño después de jugar en la arena o en el mar, báñalo con agua limpia y, si es necesario, con un champú suave para perros. Por último, revisa sus orejas, cuello, cabeza y pecho después de cada paseo: si encuentras alguna garrapata, ¡es el momento de acudir a uno de los veterinarios locales que has localizado antes de salir de viaje con tu perro!