Mi perro se rasca mucho

Los perros se rascan cada día para calmar picores ocasionales, pero en ocasiones este gesto puede ser desmesurado, y es entonces cuando debes prestarle atención.

Lo primero que debes hacer si observas que tu perro se rasca mucho, es explorarlo detenidamente para intentar determinar la causa, que vendrá motivada por la presencia de parásitos, picaduras, mal olor, irritación o rojeces en la piel. 

Ante cualquiera de estas señales, te recomendamos que acudas al veterinario para que profundice en la exploración y pueda ofrecerte un diagnóstico y tratamiento pertinente.

Principales motivos por los que un perro se rasca mucho

Las pulgas, las garrapatas y los ácaros son la causa más común de picor en los perros, sobre todo en las zonas y estaciones más cálidas, y en las mascotas que realizan más actividades en el exterior. Tanto las pulgas como las garrapatas, clavan sus aparatos bucales en la piel del perro para alimentarse de su sangre, y, con ello, pueden transmitir múltiples enfermedades.

Las garrapatas suelen ser visibles a simple vista, y es aconsejable eliminarlas con pinzas para extraerlas en su totalidad desde la cabeza. Las pulgas y los piojos, en cambio, pueden pasar desapercibidos en función del tipo y color del pelaje del perro. En el momento en que detectes su presencia en el pelaje de tu perro, es importante que se lo comuniques al veterinario. Él te explicará las diferentes opciones que existen para realizar la desparasitación, asegurando que tu perro está protegido, y que no es una fuente de contagio para otros perros.  

Entre los productos que existen en el mercado para eliminar las pulgas, destaca una composición líquida que, aplicada correctamente, favorece la eliminación de estos parásitos. Cuando la utilices, es recomendable no bañar a tu perro hasta que no hayan transcurrido 3 días desde la aplicación. Con la ayuda de un guante, frótalo homogéneamente a contrapelo sobre la piel de tu perro, apartando su pelo con la mano. Evita aplicarla sobre aquellas zonas más susceptibles de irritación (ojos, boca y oído).

La prevención es la medida más eficaz y recomendable para evitar que tu perro esté sujeto a problemas de parásitos. En el veterinario y en tiendas especializadas, puedes encontrar soluciones 100% satisfactorias (pipetas y comprimidos orales) para asegurar su bienestar.

Perro rascándose el cuello en el campo

Otra causa parasitaria de que los perros se rasquen mucho puede ser debida a la sarna en perros. La sarna es una infección dermatológica causada por ectoparásitos, concretamente por distintos ácaros en perros. Según el tipo de ácaro que provoque esta patología tendremos un tipo de sarna u otro y, por tanto, un tratamiento específico para cada caso concreto.  

En este caso, es muy importante la detección temprana de los síntomas, ya que así evitaremos el contagio a otras mascotas y/o minimizaremos la gravedad de la situación.

Que tu perro se rasque demasiado también puede ser una consecuencia de las alergias. Las alergias son un proceso de origen inmunológico en el cuál el organismo del perro desata unas reacciones inflamatorias exageradas ante sustancias que no son dañinas ni peligrosas por sí mismas.

Entre las alergias más comunes, destaca la alergia a la picadura de pulga, que ocasiona lesiones (costras) en la zona de la grupa, cara interna y posterior de los muslos y abdomen. El tratamiento viene determinado por el uso de antiinflamatorios de acción rápida para detener el rascado, y antibiótico por boca o en cremas si se han producido lesiones. El éxito a largo plazo se consigue mediante una buena prevención antiparasitaria.

La dermatitis atópica es otra alergia común de carácter hereditario. En este caso, el agente causal o alérgeno más frecuente suele ser de origen ambiental, aunque también puede ser alimentario. Las zonas más afectadas son la cara, las patas y el vientre, pero sin un tratamiento adecuado los síntomas pueden extenderse al resto del cuerpo. El 50% de los perros atópicos también padecen conjuntivitis y otitis, por eso también es habitual que se froten o rasquen las orejas.

Otros motivos de porque se rascan los peros

Finalmente, existen otras causas de picor que son mucho menos comunes y que van acompañadas de lesiones más graves, algunas de ellas de carácter auto inmunitario. Para determinarlas, es recomendable acudir al veterinario siempre que tu perro se rasque, y no puedas detectar una causa obvia como la presencia de parásitos.  

Para paliar la picazón y el malestar que produce cualquiera de estos problemas, te recomendamos que utilices un champú adecuado, y una alimentación seca para perros con piel sensible, como Purina® PRO PLAN® con Optiderma®, formulada con fuentes de proteínas seleccionadas para perros sensibles, clínicamente probado que favorece una piel saludable.

Cómo saber si un perro está gordo u obeso

El celo en los perros