Pestaña abrir nuestros pequeños héroes

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Bobtail o Antiguo Pastor Inglés

  • TamañoGrande
  • PeloMedio / Largo
  • MudaPesado
  • AseoDiario
  • Adecuado para estar soloMenos de 1 hora
  • Otras MascotasAlto
  • RuidosoNo demasiado ruidoso
  • AlergiasNo
  • GuardiánAlto
  • GrupoPastor

Descripción

Los Antiguos Pastores Ingleses son reconocidos en todo el mundo por su pelaje largo y lanudo que recubre su cuerpo rechoncho. Sus ojos parecen estar completamente cubiertos por pelo, pero su visión es perfecta. En cuanto a su colorido, esta raza puede ser de cualquier tonalidad de gris o azulado con o sin manchas. Los machos adultos miden 61 cm o más y pesan, como mínimo, 36 kg. Las hembras adultas miden 56cm o más y pesan un mínimo de 30 kg.

Origen

Esta raza surgió en la Inglaterra de mediados del siglo XVIII y probablemente esté vinculada a los antiguos perros pastores, como el Bergamasco, el Collie Barbudo, el Pastor de Brie o el Armant. Su apodo "Bobtail" se debe a una curiosa historia. En la Inglaterra del siglo XVIII, los perros que ayudaban a guiar a los rebaños hasta los mercados estaban exentos de impuestos. Para marcar a este tipo de perros, se les cortaba la cola. Los Antiguos Pastores Ingleses son muy buenos en su trabajo, gracias a su entusiasmo y a su pelaje que resiste muy bien a las inclemencias del tiempo. Su pelaje solía esquilarse cada año junto con el de las ovejas, y las mujeres de los granjeros solían hilar su pelo junto con la lana de las ovejas para tejer prendas de abrigo.

Personalidad

Los Antiguos Pastores Ingleses, tan alegres y extrovertidos, son un compañero muy popular para las familias. Suelen ser de naturaleza adorable, si bien pueden ponerse nerviosos cuando juegan, por lo que deberá tener cuidado cuando haya niños pequeños cerca. Se unirán a cualquier actividad llenos de entusiasmo. No tienen miedo y, por eso, se convierten en excelentes perros guardianes, especialmente gracias a su resonante ladrido. Es fundamental su adiestramiento temprano para controlar el bullicioso comportamiento de esta raza.

Salud

Como ocurre con muchas otras razas, los Antiguos Pastores Ingleses pueden sufrir diversos trastornos oculares hereditarios, así como displasias de cadera (una afección que puede provocar problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera y de los ojos antes de dedicar al perro a la crianza.

Ejercicio

Los Antiguos Pastores Ingleses necesitan unos dueños que puedan ofrecerles mucho tiempo de ejercicio, si bien debe tenerse especial cuidado cuando son cachorros para asegurarse de que no desarrollen problemas de huesos atribuibles a un exceso de ejercicio.

Nutrición

Los perros de razas grandes, además de tener un gran apetito, requieren un equilibrio de nutrientes diferente, incluyendo los minerales y las vitaminas, al de los perros de menor tamaño. Esta raza es propensa a hincharse y a padecer problemas estomacales. Ofrecerles comidas menos abundantes y más frecuentes puede minimizar este riesgo.

Aseo

Cuando los cachorros mudan su pelaje adolescente, es fundamental que les dedique el tiempo necesario para asegurarse de que el pelaje antiguo no se enrede con el nuevo. Si no se reacciona a tiempo, el pelaje podría enredarse tanto que la única solución sería raparlo. Tener un Antiguo Pastor Inglés es extremadamente trabajoso y hay que dedicarle muchísimo tiempo: mudan el pelo constantemente, hay que comprobar que no se les haya metido nada en las almohadillas de los pies ni en el pelo cada vez que salen y, al tener tanta cantidad de pelo, suelen mancharse las puntas con facilidad, por lo que necesitarán asearse más frecuentemente.