Pestaña abrir nuestros pequeños héroes

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Bloodhound

  • TamañoGrande
  • PeloCorto / suave
  • MudaPequeño
  • AseoMenos de una vez a la semana
  • Adecuado para estar soloMenos de 1 hora
  • Otras MascotasAlto
  • RuidosoNo demasiado ruidoso
  • AlergiasNo
  • GuardiánBajo
  • GrupoDe caza

Descripción

Es fácilmente reconocible por su cabeza arrugada y noble, los párpados caídos y las largas orejas que cuelgan como péndulos. Cuenta, además, con un cuerpo y unas patas fuertes y es un perro verdaderamente grande. El pelaje es corto y suave, y se presenta en negro y canela, marrón rojizo y canela, y rojo. Las hembras adultas miden de 58 a 63 cm de altura y los machos, de 63 a 69 cm. Pesan 41-50 kg.

Origen

El antecesor del moderno Bloodhound puede encontrarse en el monasterio de San Humberto donde unos perros llamados "Segusius" que originalmente se usaban para rastrear lobos, grandes felinos o ciervos, o para seguir el rastro a presas heridas. Cuando los normandos conquistaron Inglaterra en el año 1066 a. de C. trajeron consigo a muchos de sus perros y el perro de San Humberto fue uno de los trasladados a Inglaterra, donde acabó conociéndose como Bloodhound o, para ser más exacto, solo los perros negros y canela, porque a los blancos se los conoció como Talbot. El Bloodhound moderno no es el mismo perro idéntico al de esa época, pero sigue conociéndose como Chien du St. Humbert en Bélgica.

Personalidad

Son perros dóciles y cariñosos que normalmente se llevan bien con los niños y pueden vivir en armonía con otros perros y mascotas domésticas. Son perros cordiales que darán la bienvenida a visitantes deseados y no deseados. Aunque son silenciosos en casa, pueden ser muy comunicativos en el exterior. Son perros familiares y no les gusta quedarse solos.

Salud

Al igual que muchas otras razas, pueden sufrir displasia de cadera (una enfermedad que puede provocar problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera de los perros antes de dedicarlos a la crianza. La piel caída en la cabeza puede derivar en problemas con los párpados y los ojos.

Ejercicio

Debido a su tamaño y ritmo de crecimiento, es mejor que no realicen un ejercicio excesivo cuando aún son cachorros. Durante el primer año, deben tomarse precauciones para asegurarse de que los huesos y las articulaciones tienen la posibilidad de desarrollarse bien. El Bloodhound adulto tiene muchísimo aguante y necesita, como mínimo, dos horas al día de ejercicio. Son perros principalmente de rastreo que una vez captan un olor atractivo se desesperarán por encontrar el origen. Existen clases y pruebas de rastreo, y se recomienda su participación en ellas.

Nutrición

Los perros de razas grandes, además de tener un gran apetito, requieren un equilibrio de nutrientes diferente, incluyendo los minerales y las vitaminas, al de los perros de menor tamaño. El Bloodhound es propenso a sufrir la distensión del estómago y otros problemas estomacales; unas comidas más reducidas y frecuentes podrían minimizar el riesgo.

Aseo

Requiere pocos cuidados, ya que el pelaje es corto y suave. Bastará con un cepillado de vez en cuando para retirar pelo muerto y suelto. Sin embargo, deben realizarse exámenes regulares de los oídos y los ojos para garantizar un diagnóstico temprano de cualquier infección.