Pestaña abrir nuestros pequeños héroes

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Bracco italiano

  • TamañoGrande
  • PeloCorto / suave
  • MudaPequeño
  • AseoMenos de una vez a la semana
  • Adecuado para estar soloMenos de 1 hora
  • Otras MascotasMedio
  • RuidosoEn general, tranquilo
  • AlergiasNo
  • GuardiánMedio
  • GrupoDe caza

Descripción

El Bracco italiano es un perro de gran tamaño, fuerte, musculoso y activo, con pelaje fino y corto. Tienen una cabeza con una forma realmente distintiva, orejas largas y una quijada bien desarrollada. Pueden ser de color naranja y blanco, ruano anaranjado, castaño y blanco, o ruano castaño. Los machos adultos miden 58-67 cm y las hembras deberían medir 55-62 cm. Su peso puede variar entre 25 y 40 kg, en función de la altura del perro.

Origen

Esta raza de perro es antigua y ya aparece en pinturas y escritos de los siglos IV y V a.C. Se cree que provienen de un cruce entre un perro tipo mastín y un perro de caza egipcio. En el siglo XVIII, los cazadores italianos hicieron evolucionar este perro para la caza, el rastreo y la señalización de las presas. Antes de que empezasen a utilizarse las armas de fuego para la caza, estos perros se utilizaban para llevar a las presas hasta las redes de los cazadores. El primer perro de esta raza que llego al Reino Unido lo hizo a finales de los años 80 y, actualmente, aún tienen un número muy bajo.

Personalidad

Son perros inteligentes, fieles y cariñosos, por lo que se llevan bien con los niños y con los demás perros. Son ideales para familias activas que vivan en el campo y estarán encantados de ser tanto perros familiares como de trabajo al mismo tiempo. No son la mejor de las razas para un propietario novato. Están deseosos de aprender y de agradar, pero se debe recordar que este perro es bastante sensible y que el adiestramiento se debe llevar a cabo poco a poco.

Salud

Al igual que muchas otras razas, el Bracco italiano puede sufrir diversos problemas oculares hereditarios, displasia de cadera y codo (una enfermedad que puede provocar problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera y de los ojos antes de dedicar al perro a la crianza.

Ejercicio

En su interior, el Bracco italiano es un perro de campo, y disfruta de las largas caminatas y carreras por la campiña. Les encanta nadar y recuperar cosas, y si no se ejercitan lo suficiente, pueden llegar a ser muy bulliciosos. Al llegar a la edad adulta, se recomienda que realicen dos o más horas de ejercicio cada día.

Nutrición

Los perros de razas grandes, además de tener un gran apetito, requieren un equilibrio de nutrientes diferente, incluyendo los minerales y las vitaminas, al de los perros de menor tamaño. El Bracco es propenso a sufrir la distensión del estómago y otros problemas estomacales; unas comidas más reducidas y frecuentes podrían minimizar el riesgo.

Aseo

El pelaje del Bracco italiano es suave y corto, por lo que requiere poco mantenimiento. El pelo muerto o suelto se puede retirar con una manopla de cepillado más o menos cada semana.