Pestaña abrir nuestros pequeños héroes

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Bulldog

  • TamañoMedio
  • PeloCorto / suave
  • MudaModerado
  • AseoUna vez a la semana
  • Adecuado para estar soloDe 1 a 3 horas
  • Otras MascotasMedio
  • RuidosoEn general, tranquilo
  • AlergiasNo
  • GuardiánMedio
  • GrupoPolivalente

Descripción

El Bulldog tiene un cuerpo corto y fornido, y una piel bastante suelta, especialmente en la cabeza, el cuello y los omóplatos. Otra característica distintiva es su cráneo de gran tamaño. El Bulldog puede ser atigrado, con tonos rojizos, beige o blanco con cualquiera de los colores anteriores. El adulto mide de 31 a 36 cm y pesa de 23 a 25 kg.

Origen

Los bulldogs proceden de los Bullenbeissers, una raza de perros similares a los mastines usados para vigilancia y ataque contra animales salvajes en Asiria, Grecia, Egipto y Roma. El Bullenbeisser puede tener distintos tamaños. En Inglaterra, el gran Bullenbeisser original se crió para obtener un perro más pequeño y, durante el reinado del Rey Juan (siglo XIII), comenzó su carrera como hostigador de toros. Con el paso de los años se terminó creando un perro ideal para esta tarea. Afortunadamente, el hostigamiento del toro terminó por prohibirse en Inglaterra en 1835 y los propietarios de Bulldogs se dispusieron a la crianza selectiva para eliminar elementos más agresivos de esta raza y dar con una mascota familiar y de buen carácter.

Personalidad

Es un perro muy familiar al que le encantan los niños y que se llevará bien con otros animales de compañía si se les presenta en edad temprana. El Bulldog es tal vez demasiado amigable para ser un perro guardián pero defenderá a cualquier miembro de la familia que lo necesite. Puede ser pacífico, pensativo, con buena voluntad, cabezota y con un sentido del humor bastante desarrollado.

Salud

Los problemas de salud más habituales en los Bulldogs están relacionados con la forma plana de su cara, que resulta en la obstrucción de las vías respiratorias y en dificultades para respirar. El exceso de ejercicio o de calor debe por tanto evitarse. Son propensos a las infecciones de piel, los problemas oculares y la displasia de cadera y codo (una enfermedad que puede provocar problemas de movilidad).

Ejercicio

Nunca ejercite a su Bulldog durante las horas de más calor del día. Lo más adecuado es realizar do paseos relativamente cortos, aunque no terriblemente vigorosos, al día.

Nutrición

La dieta de su perro debe contener la proporción adecuada de todos los principales grupos de nutrientes, incluyendo un continuo suministro de agua fresca. También es importante realizar comprobaciones regulares con la herramienta 'estado físico' para asegurarse de que mantiene a su perro en perfecta forma y recordar que debe darle de comer dos veces al día siguiendo las pautas de alimentación de su alimento específico.

Aseo

El pelaje se peina con una manopla de goma para eliminar los pelos muertos, y tal vez necesite limpiar los pliegues en su piel. Si el animal tiene la cola en forma de sacacorchos hacia adentro, preste atención a la base para que no se quede húmeda, ya que podría generar infecciones bacterianas. Otra medida de higiene a tener en cuenta es limpiarle los lagrimales y las arrugas.