Pestaña abrir nuestros pequeños héroes

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Cairn terrier

  • TamañoPequeño
  • PeloMedio / Largo
  • MudaModerado
  • AseoUna vez a la semana
  • Adecuado para estar soloDe 1 a 3 horas
  • Otras MascotasMedio
  • RuidosoNo demasiado ruidoso
  • AlergiasNo
  • GuardiánMedio
  • GrupoTerrier

Descripción

De patas cortas y constitución fuerte, los Cairn Terriers tienen una expresión astuta, un pelaje duro y unas orejas pequeñas y puntiagudas. Aunque no es de constitución fuerte, es un perro pequeño con buena musculatura y trabajador, con pelaje exterior duro y abundante, y capas interiores cortas y suaves. Los Cairn son de color crema, cebada, rojizo, gris o casi negro, con tono atigrado. Los Cairns adultos miden unos 28 a 31 cm y pesan entre 6 y 7,5 kg.

Origen

Los Cairn Terrier son originales de las islas del oeste de Escocia y, en concreto de la isla de Skye, donde se conocen desde principios del siglo XVI. Esta raza recibe su nombre de los montículos de rocas (cairns) que se colocaban para marcar una delimitación o una tumba. Estas rocas se convirtieron en el escondite favorito de los zorros y otras plagas, y al pequeño pero valiente Terrier se le encomendaba la tarea de acabar con ellos. De la amplia variedad de perros de tipo terrier, poco a poco fueron destacando cuatro razas principales: el Cairn, el Skye, el West Highland White y el Escocés.

Personalidad

Esta raza alegre, alerta, viva y extrovertida es fantástica para los niños. También se lleva bien con otros perros, aunque algunos querrán hacerse con el territorio. No obstante, desde una edad temprana se les debe enseñar a aceptar a los gatos u otros animales de compañía, para evitar que les den caza de mayores. Pueden ser perros independientes y muy tozudos, por lo que es fundamental entrenarlos de forma coherente y tranquila.

Salud

Al igual que muchas otras razas, el Cairn Terrier puede sufrir diversos problemas oculares hereditarios, displasia de cadera y codo (una enfermedad que puede provocar problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera y de los ojos antes de dedicar al perro a la crianza. Y como muchas razas pequeñas, pueden tener problemas con las rodillas, que se salen del sitio temporalmente (luxación de la rótula), así como otros tipos de problemas de cadera.

Ejercicio

Esta raza es muy energética y necesita correr y jugar, al menos una hora diaria. Sin embargo, su instinto cazador es tan fuerte que en ocasiones saldrán tras su presa, por lo que hay que soltarles de la correa solo en zonas seguras, para garantizar que aprenda a responder cuando se le llame. Su naturaleza de Terrier les hace excavar, bien en el campo o entre los rosales de tu jardín.

Nutrición

Los perros pequeños cuentan con un metabolismo rápido, lo que significa que queman energía a un ritmo muy alto. Esto supone que, con un estómago tan pequeño, deben comer poco pero a menudo. Los alimentos para razas pequeñas están específicamente ideados con proporciones adecuadas de nutrientes clave y unos granos de pienso de menor tamaño que se adapten a bocas más pequeñas. Esto, además, estimulan la masticación y mejora la digestión.

Aseo

El doble pelaje impermeable del Cairn debe peinarse y cepillarse una vez por semana. Durante la muda, que ocurre dos veces al año, hay que peinar el pelaje con las manos para quitar el pelo muerto.