Pestaña abrir nuestros pequeños héroes

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Golden Retriever

  • TamañoGrande
  • PeloMedio / Largo
  • MudaPesado
  • AseoMás de una vez a la semana
  • Adecuado para estar soloDe 1 a 3 horas
  • Otras MascotasAlto
  • RuidosoNo demasiado ruidoso
  • AlergiasNo
  • GuardiánMedio
  • GrupoDe caza

Descripción

Famoso por su pelaje dorado brillante de mediana longitud, este gran retriever tiene una expresión amistosa, una simetría perfecta y un movimiento soberbio y fluido, desplazándose con pasos largos y fuertes. Los machos adultos alcanzan una altura de 56 - 61 cm y pesan entre 30 y 34 kg. Las hembras adultas miden de 51 a 56 cm y su peso oscila entre los 27 y los 32 kg.

Origen

Sir Dudley Marjoribanks (Lord Tweedmouth) tenía afición por el color dorado en perros cobradores y adquirió a un perro llamado "Nous" en Brighton (Inglaterra) en 1865 para cruzarlo con una perra tweedwater spaniel, que era una perra de cobro de color hígado. Tras 20 años de cría en los que se incluyeron labrador retrievers, setter rojos y, posiblemente, uno o dos sabuesos para mejorar la capacidad olfativa y la masa ósea, se desarrolló el golden, comenzó a ser registrado y exhibido en 1908 con el nombre de golden de pelo liso; en 1913, su clasificación pasó a ser la de retriever dorado o amarillo y, finalmente, en 1920, tomó el nombre con el que le conocemos actualmente.

Personalidad

El golden es un perro amable y equilibrado que suele adaptarse bien a la vida en familia. Le encanta participar en todas las actividades, tanto dentro como fuera de casa. Sigue siendo, ante todo, un perro cobrador, por lo que intentará arrastrar, tirar o llevar todo lo que le queda en la boca. También le encanta el agua, por lo que habrá que estar atento a su seguridad cuando esté cerca de ella. No conviene olvidar que los golden son guerreros; por tanto, habrá que tener el máximo cuidado al entrenarlos para que no pierdan la sensibilidad en ningún momento.

Salud

Como muchas otras razas, el golden puede sufrir varios trastornos oculares hereditarios y displasia de codo y cadera (un trastorno de las articulaciones que puede ser doloroso y provocar problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera y de los ojos antes de dedicar al perro a la crianza.

Ejercicio

Los golden adultos necesitan una cantidad razonable de ejercicio para mantenerse en óptimas condiciones. Si hacen excesivo ejercicio durante su etapa de cachorros pueden desarrollar problemas óseos o de las articulaciones. Un par de horas de ejercicio al día son suficientes para un adulto sano, aunque aceptará más de buen grado si se le da la oportunidad.

Nutrición

Los perros de razas grandes, además de tener un gran apetito, requieren un equilibrio de nutrientes diferente, incluyendo los minerales y las vitaminas, al de los perros de menor tamaño. El golden es propenso a los problemas de hinchazón y estomacales, cuyo riesgo se reducirá con comidas más pequeñas y frecuentes.

Aseo

Dada la densidad de su pelaje, el golden necesita ser aseado con regularidad. El manto inferior, de naturaleza hidrófuga, es muy grueso y no debemos permitir que se enrede, ya que provocaría un sufrimiento innecesario al animal. Aunque la longitud del pelo atrae el agua y el barro, se limpia fácilmente al secar.