Pestaña abrir nuestros pequeños héroes

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Lobero irlandés

  • TamañoGigante
  • PeloMedio / Largo
  • MudaModerado
  • AseoMás de una vez a la semana
  • Adecuado para estar soloMenos de 1 hora
  • Otras MascotasMedio
  • RuidosoNo demasiado ruidoso
  • AlergiasNo
  • GuardiánMedio
  • GrupoDe caza

Descripción

Es la raza de perro de mayor tamaño: la altura mínima de un macho adulto de lobero irlandés es de 79 cm y la de una hembra, 71 cm. El promedio de altura de la raza es de 81 - 86 cm, con un peso mínimo de 54,5 kg para los machos adultos y de 40,9 kg para las hembras adultas. Aunque es enorme, es gracioso y atlético. Su pelaje, áspero y de longitud media, se presenta en gris, atigrado, rojo, negro, blanco, leonado, trigo y gris acero.

Origen

El lobero irlandés es una raza antigua. Se ha documentado la presencia de grandes perros lobo en Irlanda hace más de 2000 años. Perros de reyes y nobles, los loberos irlandeses tienen una larga y fascinante historia, ya que han sido utilizados como perros de guerra (tiraban a los guerreros de sus caballos o carros) y como cazadores de lobos. El último lobo fue cazado en Irlanda en 1786 y la popularidad de la raza entró en un periodo de decadencia, acentuado por la Gran Hambruna de la década de 1840, pero algunos entusiastas de esta raza han logrado recuperarla.

Personalidad

Amable y amistoso, el lobero irlandés es el gigante bonachón del mundo de los perros, aunque los cachorros y los adultos jóvenes son enérgicos y bulliciosos y pueden no ser lo ideal para una familia con niños pequeños. Se llevan bien con otros perros, aunque algunos pueden sentirse intimidados por su tamaño. Su enorme tamaño hace que no sean adecuados para muchas familias, pero aquellos que pueden satisfacer sus necesidades encuentran a un compañero entregado.

Salud

Con una esperanza de vida más corta que la de la mayoría de las razas, los problemas de salud más graves a los que muestra predisposición el lobero irlandés son un tipo agresivo de cáncer de huesos y enfermedades del corazón. Otros trastornos hereditarios reconocidos son enfermedades del hígado y de la vista, aunque las pruebas de detección rutinarias y cuidadosos programas de reproducción han conseguido que estos trastornos sean relativamente raros.

Ejercicio

A pesar de ser enorme, el lobero irlandés es activo y sorprendentemente rápido y ágil. Un lobero irlandés adulto sano necesita, como mínimo, dos horas de ejercicio al día. Para evitar problemas óseos, hay que poner la máxima atención para que los perros jóvenes no hagan nunca un ejercicio excesivo.

Nutrición

Los perros de raza gigante, además de un apetito enorme, requieren una proporción de minerales y vitaminas diferente que necesita para el buen mantenimiento de las diferentes articulaciones y cartílagos. El lobero irlandés también es propenso a la hinchazón y a los problemas estomacales, por lo que conviene que sus raciones sean pequeñas y frecuentes para minimizar riesgos.

Aseo

El pelaje áspero y duro del lobero irlandés necesita muy poco mantenimiento, bastándole con un cepillado un par de veces a la semana.