Pestaña abrir nuestros pequeños héroes

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Mastín Napolitano

  • TamañoGigante
  • PeloCorto / suave
  • MudaModerado
  • AseoUna vez a la semana
  • Adecuado para estar soloDe 1 a 3 horas
  • Otras MascotasBajo
  • RuidosoNo demasiado ruidoso
  • AlergiasNo
  • GuardiánAlto
  • GrupoDe trabajo

Descripción

El majestuoso Mastín Napolitano es un perro gigante, muy fuerte y musculoso. Ligeramente más largos que altos, los adultos machos de esta raza suelen medir unos 65-75cm y pesar entre 50 y 70 kilos y las hembras, algo menos. Su pelaje corto y tupido puede adquirir diversos colores y tonalidades (negro, azul, gris, marrón), así como atigrado y la piel es bastante pellejuda por el cuerpo y la cabeza (aunque no excesivamente).

Origen

El Mastín Napolitano procede de los antiguos Molossus (la antigua raza de perros grandes y feroces que empleaban los romanos). Se cree que se usaron en los espectáculos de los anfiteatros y también como feroces perros guerreros. El Mastín Napolitano se ha empleado también como perro policía, más allá de su función fundamental de perro guardián. Se dice que, cuando trabajaba en las fincas napolitanas, reconocía instintivamente los linderos que se les encomendaba proteger y se le dejaba suelto para desplazarse libremente por ellos.

Personalidad

Al tratarse de una raza de perros guardianes en esencia, el Mastín Napolitano permanece vigilante en todo momento. De temperamento apacible, es muy leal a sus seres queridos, aunque un poco distante. Debido a su tendencia natural a la protección, es fundamental su sociabilización desde edades tempranas y necesita contar con unos dueños experimentados. Si ha crecido junto a otro perro, no tendrá ningún problema en convivir con otro ejemplar, si bien es mejor que sea del sexo opuesto. Recomendamos que, antes de su adquisición, se tengan muy en cuenta los elevados costes de mantener a un perro de este tamaño.

Salud

Como ocurre con muchas otras razas, los Mastines Napolitanos pueden sufrir diversos trastornos oculares hereditarios, así como displasias en caderas y codos (una afección en las articulaciones que puede resultar muy dolorosa y provocar problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera y de los ojos antes de dedicar al perro a la crianza. También son especialmente proclives a las infecciones de piel.

Ejercicio

Un adulto necesitará aproximadamente una hora de ejercicio diario pero, mientras esté en fase de crecimiento, los cachorros de esta raza no deberán sobreesforzarse, a fin de evitar esguinces.

Nutrición

Los perros de raza gigante, además de un apetito enorme, requieren una proporción de minerales y vitaminas diferente que necesita para el buen mantenimiento de las diferentes articulaciones y cartílagos. El Mastín Napolitano tiende a hincharse y a padecer problemas estomacales, por lo que recomendamos que se les ofrezcan comidas menos abundantes y más frecuentes para minimizar este riesgo.

Aseo

Su pelaje corto exige muy poco mantenimiento, basta con cepillarlos una vez por semana. No obstante, tendrá que limpiar la boca de su perro muchas veces al día y retirar los restos de babas que haya dejado por la casa y los muebles. Asimismo, necesitará limpiar los pliegues de su cara y la zona de la boca al menos una o dos veces por semana.