Pestaña abrir nuestros pequeños héroes

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Otterhound

  • TamañoGrande
  • PeloMedio / Largo
  • MudaPequeño
  • AseoMás de una vez a la semana
  • Adecuado para estar soloDe 1 a 3 horas
  • Otras MascotasMedio
  • RuidosoNo demasiado ruidoso
  • AlergiasNo
  • GuardiánMedio
  • GrupoDe caza

Descripción

Este sabueso grande y fuerte, acostumbrado a trabajar en el agua, presenta un pelaje impermeable, aceitoso y áspero que suele ser de los colores propios de los perros de caza (consulte el estándar de esta raza para más información) Los machos adultos miden unos 69 cm de alto y, las hembras, unos 61 cm. El peso medio aproximado es de entre 36 y 54 kilos.

Origen

Los Otterhound son poco comunes en la actualidad, y por ello son una raza protegida, pero hubo un tiempo en el que se los consideró como alimañas que ponían en peligro los bancos de peces que poblaban los estanques, por lo que se crió a otros perros para darles caza. La evidencia más antigua que encontramos de esta raza se remonta al reinado de Enrique II de Inglaterra, en el siglo XII. No obstante, los perros que más se parecerían a los Otterhound que conocemos actualmente surgieron en el siglo XVIII. La caza de Otterhounds se prohibió en Inglaterra en el año 1978 y, sin motivo alguno, la raza comenzó a menguar hasta convertirse actualmente en un perro vulnerable y en peligro.

Personalidad

El Otterhound es un perro amigable y bondadoso, aunque también es grande y puede resultar bullicioso, por lo que, aunque se lleve bien con los niños, deberá tenerse especial cuidado con los más pequeños de la familia a fin de evitar accidentes. Se trata de un sabueso divertido y feliz al que le encanta disfrutar del aire libre y, por ello, necesita un hogar de gente activa.

Salud

Como ocurre con muchas otras razas, los Otterhound pueden sufrir displasias en caderas y codos (una afección en las articulaciones que puede resultar muy dolorosa y provocar problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera de los perros antes de dedicarlos a la crianza.

Ejercicio

No es de extrañar que los Otterhound adoren el agua y, por eso, puede no ser el perro ideal para aquellos a los que les guste tener la casa impecable. Es probable que salga corriendo para seguir un rastro, por lo que es fundamental que aprenda a acudir cuando se le llama antes de dejarlo suelto. Durante el periodo de crecimiento, tendrá que controlar su ejercicio, para que no se sobreesfuerce y pueda dañar sus articulaciones. Una vez llegado a la edad adulta, lo ideal sería dos horas de ejercicio diarias.

Nutrición

Los perros de razas grandes, además de tener un gran apetito, requieren un equilibrio de nutrientes diferente, incluyendo los minerales y las vitaminas, al de los perros de menor tamaño. Los Otterhound tienden a hincharse y a padecer problemas estomacales. Una manera de minimizar este riesgo sería ofrecerles comidas menos abundantes pero también más frecuentes.

Aseo

El pelaje de los Otterhound mide unos 4-8 cm de largo. Su doble manto denso y áspero puede resultar aceitoso al tacto. Deberá cepillarse un par de veces por semana, asegurándose de mantener la barba limpia y también deberán comprobarse regularmente sus orejas caídas para asegurarse de que estén limpias y sanas.