Pestaña abrir nuestros pequeños héroes

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Pastor de Anatolia

  • TamañoGigante
  • PeloCorto / suave
  • MudaPesado
  • AseoMás de una vez a la semana
  • Adecuado para estar soloMenos de 1 hora
  • Otras MascotasMedio
  • RuidosoEn general, tranquilo
  • AlergiasNo
  • GuardiánAlto
  • GrupoPastor

Descripción

El macho del Pastor de Anatolia, un perro enorme similar al mastín con una constitución fuerte, mide de 74 a 81 cm de altura en la edad adulta y la hembra, de 71 a 79 cm. Los machos alcanzan un peso de 50 a 64 kg y las hembras, de 41 a 59 kg. El pelaje corto y denso puede presentar cualquier color, con o sin una máscara característica y orejas negras. También puede ser de color pardo claro u oscuro, combinado a veces con blanco.

Origen

El Pastor de Anatolia, también conocido como Karabash, es una raza antigua que desciende del Mastín y de otros perros pastores de Oriente Medio. Pueden verse perros similares en el arte asirio de tres o cuatro mil años de antigüedad. Altos, atléticos y fuertes, protegían a sus rebaños de depredadores tan fieros como los osos y los lobos. Ahora se utilizan para proteger a rebaños de ovejas y cabras en Turquía, donde se les considera un emblema nacional y se les conoce como "Coban Kopegi" (traducido como "perro pastor").

Personalidad

La historia de esta raza como perro de trabajo está vigente aún hoy en día. Es territorial por naturaleza, independiente y muy inteligente. Debido a los fuertes instintos protectores, es esencial una socialización temprana y completa, así como un paciente adiestramiento si desea tener alguna esperanza de poder controlarlo cuando sea adulto. Asegúrese de que su jardín no ofrece ninguna vía de escape, porque le encanta deambular, y manténgalo ocupado, ya que se vuelve destructivo si se aburre.

Salud

La del Pastor de Anatolia es, en general una raza resistente, pero, al igual que muchas otras razas, puede sufrir displasia de cadera (una enfermedad que puede provocar problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera de los perros antes de dedicarlos a la crianza.

Ejercicio

Para su tamaño, no necesita mucho ejercicio; un paseo diario de dos horas lo mantendrá feliz. Le encanta caminar, ya que sus antepasados trabajadores recorrieron muchísimos kilómetros con los pastores nómadas.

Nutrición

Los perros de raza gigante, además de un apetito enorme, requieren una proporción de minerales y vitaminas diferente que necesita para el buen mantenimiento de las diferentes articulaciones y cartílagos. El Pastor de Anatolia es propenso a sufrir la distensión del estómago y otros problemas estomacales; unas comidas más reducidas y frecuentes podrían minimizar el riesgo.

Aseo

El pelaje ofrecía protección a los guardianes de los rebaños turcos durante los inviernos más fríos y los veranos más calurosos. El pelaje, corto y denso con un manto inferior grueso, requiere un cepillado una o dos veces a la semana y se cae mucho durante las temporadas de muda.