Pestaña abrir nuestros pequeños héroes

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Perro de Canaán

  • TamañoMedio
  • PeloMedio / Largo
  • MudaPesado
  • AseoUna vez a la semana
  • Adecuado para estar soloMás de 3 horas
  • Otras MascotasMedio
  • RuidosoNo demasiado ruidoso
  • AlergiasNo
  • GuardiánMedio
  • GrupoPolivalente

Descripción

El Perro de Canaán es de tamaño medio, cabeza en forma de cuña y apariencia de Spitz, con un pelaje grueso y abundante, que curva la cola sobre el lomo cuando está entusiasmado o en movimiento. Su pelaje duro, liso y de longitud corta/media es de color arena, marrón rojizo, blanco o negro. Lo ideal es que el Perro de Canaán mida entre 50-60 cm y pese entre 18-25 kg.

Origen

El Perro de Canaán es una raza antigua procedente de Oriente Medio. Solían vigilar y conducir el rebaño de los antiguos israelitas. Cuando estos se dispersaron ocurrió lo mismo con sus perros, y solo sobrevivió el más fuerte e inteligente en aquel entorno tan duro. Las tribus beduinas adoptaron algunos de estos perros para proteger sus campos y rebaños. Durante los años 30 necesitaban que un perro vigilara los poblados aislados de Israel. El Perro de Canaán fue la opción elegida; era una raza semi-salvaje, capaz de sobrevivir en las condiciones más duras. Hoy en día este animal sigue siendo el guardián de las tribus beduinas, y el ejército israelí los ha utilizado en trabajos de vigilancia y patrulla.

Personalidad

Este perro no es una raza creada por el hombre, sino que es una de las pocas razas naturales que existen hoy en día. Se ha ido domesticando con el paso de los años, pero todavía posee un instinto de supervivencia extremadamente poderoso, lo que les hace independientes y desconfiados. Son perros territoriales, aunque no agresivos para la gente, y también son protectores de la familia, tanto de adultos como de niños. Pueden resultar peleones con otros perros y agresivos con otros miembros del mismo sexo, por lo que es fundamental enseñarles a socializar desde pequeños.

Salud

El perro de Canaán suele ser una raza sana, con unos pocos problemas ampliamente reconocidos como específicos de su raza. Es aconsejable que se les realice un examen de cadera y otro ocular para la crianza, con el fin de evitar que surjan problemas en la cría.

Ejercicio

Disfrutan con el ejercicio y son ágiles y atléticos. Se adaptarán a tanto ejercicio como se les permita, tanto en interior como en exterior. Es aconsejable que se les saque a dar un bue paseo corriendo a diario durante al menos una hora.

Nutrición

La dieta de su perro debe contener la proporción adecuada de todos los principales grupos de nutrientes, incluyendo un continuo suministro de agua fresca. Es importante realizar comprobaciones regulares con la herramienta 'estado físico' para asegurarse de que mantiene a su perro en perfecta forma y recordar que debe darle de comer dos veces al día siguiendo las pautas de alimentación de su alimento específico.

Aseo

Este perro tiene el pelaje duro y liso, de longitud entre media y corta, con una abundante capa inferior. El pelaje debería cepillarse una vez por semana. Durante la muda, la gruesa capa inferior se cae en grandes cantidades, por lo que es aconsejable cepillarlos a diario. Los mejores instrumentos para utilizar con este pelaje son una carda o un rastrillo.