Pestaña abrir nuestros pequeños héroes

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Perro de Montaña de los Pirineos

  • TamañoGigante
  • PeloMedio / Largo
  • MudaPesado
  • AseoDiario
  • Adecuado para estar soloDe 1 a 3 horas
  • Otras MascotasMedio
  • RuidosoEn general, tranquilo
  • AlergiasNo
  • GuardiánAlto
  • GrupoPastor

Descripción

Ofrecen un aspecto tremendamente potente y a la vez son muy equilibrados y elegantes. Sus movimientos son pausados, firmes y suaves, impulsados por sus potentes cuartos traseros. Los Perros de Montaña de los Pirineos son blancos lisos o blancos con manchas de color tejón, grisáceas, amarillentas, anaranjadas o café en la cabeza, las orejas y la base del rabo. La altura mínima para un macho adulto sería de 70 cm y, el peso, de 50 kg. Las hembras adultas suelen medir unos 65 cm y pesar 40 kg.

Origen

Originarios de los Pirineos, la cadena montañosa que separa España de Francia, se desconoce la historia exacta de esta raza, si bien llevan milenios protegiendo los rebaños franceses. Se han encontrado fósiles de esta raza anteriores a la Edad de Bronce (1800-1000 a.C.). Antes de la Revolución Francesa podían verse ejemplares de esta raza vigilando los enormes "chateaux" del Sur de Francia. No se sabe con certeza qué razas contribuyeron al desarrollo del Perro de Montaña de los Pirineos, pero entre los candidatos más probables se encuentran el Kuvasz húngaro, el Pastor de Maremma italiano y el Pastor de Anatolia turco. En la actualidad, esta raza se sigue empleando en Francia para cuidar de los rebaños y del ganado y para protegerlos de los depredadores y ladrones.

Personalidad

Los Perros de Montaña de los Pirineos se convierten a menudo en unos compañeros muy cariñosos. No obstante, pueden mostrarse agresivos con otros perros de tamaño similar. Desconfían de los extraños, por lo que tanto usted como su familia podrán sentirse seguros de que no van a encontrarse ninguna visita desagradable. Estos perros pueden ser tozudos y cabezotas, por lo que no son aconsejables para aquellas personas que no hayan tenido antes perros. Necesitan contar con un dueño experimentado.

Salud

El Perro de Montaña de los Pirineos es una raza que goza de buena salud normalmente. No obstante, comparte con otras razas de gran tamaño la tendencia a padecer displasias de cadera (una afección que puede provocar problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera de los perros antes de dedicarlos a la crianza.

Ejercicio

Los cachorros deberán ejercitarse de forma muy gradual para evitar sobreesfuerzos en sus huesos en crecimiento y en sus débiles tejidos e, incluso en el caso de los adultos, debe tenerse cuidado de realizar el ejercicio de forma gradual. Dicho esto, para su gran tamaño no necesitan hacer mucho ejercicio pero, en su momento, debe dejarlos correr sueltos sin correa, así como pasear regularmente con ellos controlados.

Nutrición

Los perros de raza gigante, además de un apetito enorme, requieren una proporción de minerales y vitaminas diferente que necesita para el buen mantenimiento de las diferentes articulaciones y cartílagos. Este tipo de perro es proclive a hincharse y a padecer problemas estomacales, por lo que recomendamos que se les ofrezcan comidas menos copiosas y más frecuentes para minimizar este riesgo.

Aseo

Necesitará peinar o cepillar esta raza de forma concienzuda una o incluso dos veces al día para eliminar los pelos sueltos. Esta acción es aun más importante durante los periodos de muda. Si no lo hace, se le enredará el pelo y su pelaje perderá brillo y salud. Tendrán que bañarlos con regularidad, y ¡no es tarea fácil!