Pestaña abrir nuestros pequeños héroes

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Perro del Faraón

  • TamañoMedio
  • PeloCorto / suave
  • MudaPequeño
  • AseoMenos de una vez a la semana
  • Adecuado para estar soloDe 1 a 3 horas
  • Otras MascotasMedio
  • RuidosoComunicativo
  • AlergiasNo
  • GuardiánMedio
  • GrupoDe caza

Descripción

Estos perros de tamaño mediano y pelaje corto con orejas erguidas tienen un aspecto elegante y atlético. Pueden tener un color canela o canela oscuro, a veces con manchas blancas. Los machos adultos miden 56-63cm de alto y pesan unos 23-25 kilos. Las hembras adultas miden de 53 a 61 cm y su peso oscila entre los 20 y los 23 kg.

Origen

Se han hallado restos de perros de un aspecto similar al del Perro del Faraón que datan del año 4000 a.C. Se piensa que mucho antes del Antiguo Egipto, los fenicios ya adiestraban a lebreles y los dejaban en islas aisladas, en las que se reprodujeron entre ellos durante siglos. Los fenicios colonizaron la isla de Malta aproximadamente en el año 1000 a.C., llevando consigo sus lebreles. Estos perros eran muy valorados por su capacidad para cazar conejos y se empezaron a conocer como perros lebreles, los antecesores del Perro del Faraón que conocemos hoy en día.

Personalidad

El Perro del Faraón se caracteriza por ser un perro razonablemente independiente que permanece a la vez muy leal a la familia. Albergan el deseo interior de cazar y tienen la resistencia necesaria para seguir avanzando con o sin su dueño. Aquellos Perros del Faraón que no se hayan sociabilizado con otros animales desde una edad temprana, considerarán a los gatos y otros animales de menor tamaño como su presa. Pueden ser bastante ladradores y, al tratarse de una raza muy sociable, disfruta de la compañía de otros perros y de los humanos.

Salud

El problema más común que suele padecer el Perro del Faraón son los desplazamientos de la rótula (luxaciones de rótula).

Ejercicio

Estos perros necesitan mucho ejercicio (dos horas o más al día). Una vez que comiencen a jugar, no dejarán de correr. Como pueden saltar mucha altura, necesitarán una valla lo bastante alta en el jardín para que no se escape. Pueden necesitar un abrigo para protegerse en climas fríos.

Nutrición

La dieta de su perro debe contener la proporción adecuada de todos los principales grupos de nutrientes, incluyendo un continuo suministro de agua fresca. Es importante realizar comprobaciones regulares con la herramienta 'estado físico' para asegurarse de que mantiene a su perro en perfecta forma y recordar que debe darle de comer dos veces al día siguiendo las pautas de alimentación de su alimento específico.

Aseo

El Perro del Faraón es fácil de asear. Puede hacerlo empleando un guante quitapelos de goma que eliminará el pelo suelto y muerto.