Pestaña abrir nuestros pequeños héroes

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Pomerania

  • TamañoDe compañía
  • PeloMedio / Largo
  • MudaPequeño
  • AseoMás de una vez a la semana
  • Adecuado para estar soloDe 1 a 3 horas
  • Otras MascotasAlto
  • RuidosoComunicativo
  • AlergiasNo
  • GuardiánMedio
  • GrupoDe compañía

Descripción

Estos delicados perritos destacan por su carácter y su simpatía. Parecen zorritos en miniatura, con un manto superior de pelaje largo y tieso y un manto inferior muy denso, que les da el aspecto de una bolita de peluche. Los Pomerania pueden exhibir varios colores (consulte el estándar de raza para más información). Los adultos miden entre 18 y 30 cm, dependiendo de su tipo y de su complexión. El peso ideal para los machos adultos es de 1,8-2 kilos y, para las hembras, 2-2,5kg.

Origen

Parece casi seguro que los perros Pomerania descienden de los perros que tiran de los trineos en el Ártico, y que estén emparentados también con el Keeshond, el Cazador de Alce Noruego y el Samoyedo. Las primeras evidencias fiables de esta raza proceden de Pomerania, una región en el litoral del Mar Báltico, y se remontan al siglo XIX, aunque esos perros eran mucho más grandes (unos 13 kilos). Allí se registraron camadas de hasta 10 cachorros y, muy pronto, los más pequeños de las camadas se convirtieron en los preferidos. A mediados del siglo XIX, la raza se había extendido a otros países europeos y, en el año 1888, la Reina Victoria de Inglaterra se enamoró de esta raza, impulsando así la popularidad de los Pomerania. Los criadores británicos los cruzaron para obtener un tamaño cada vez más pequeño y con más pelo.

Personalidad

Son unos perritos llenos de vida y de energía que permanecen leales a sus familias. A los Pomerania les encantan que los lleven y los traigan, pero tenga cuidado con eso, ya que también necesitan andar ellos por sí solos a veces. Son unos excelentes perros guardianes, ya que son muy ladradores. A pesar de su naturaleza dulce y cariñosa, debe tenerse cuidado, especialmente en el caso de los niños más pequeños, ya que estos perros son bastante frágiles y no es extraño observar fracturas de patas en esta raza.

Salud

Como ocurre con muchas otras razas de menor tamaño, los Pomerania pueden sufrir desplazamientos de la rótula (luxación de rótula). Otros problemas comunes en los Pomerania son las afecciones oculares, una enfermedad que les provoca pérdida de pelo y problemas en la tráquea que les hacen toser con asiduidad.

Ejercicio

Los Pomerania requieren poco esfuerzo en cuanto a sus necesidades de ejercicio diario y les bastará con paseos cortos o con una carrerita en el jardín. No obstante, son capaces de recorrer distancias considerables sin llegar a cansarse.

Nutrición

Los perros de compañía cuentan con un metabolismo rápido, lo que significa que queman energía a un ritmo muy alto. Esto supone que, con un estómago tan pequeño, deben comer poco pero a menudo. Los alimentos para razas pequeñas están específicamente ideados con proporciones adecuadas de nutrientes clave y unos granos de pienso de menor tamaño que se adapten a bocas más pequeñas. Esto, además, estimulan la masticación y mejora la digestión.

Aseo

Durante su adolescencia, es necesario aumentar la frecuencia de su aseo para ayudar a mudar el pelaje si bien, una vez que se ha mudado, su aseo puede reducirse a un par de veces por semana. Compruebe regularmente que no haya enredos en el manto inferior. No emplee un peine de púas demasiado finas, ya que dañará el manto inferior y le restará volumen. Su pelaje deberá peinarse bien con un peine de púas gruesas y, a continuación, deberá cepillarse ligeramente. Ocasionalmente, deberá recortar el pelo alrededor del pie.