Pestaña abrir nuestros pequeños héroes

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Spitz alemán pequeño

  • TamañoPequeño
  • PeloMedio / Largo
  • MudaModerado
  • AseoMás de una vez a la semana
  • Adecuado para estar soloMenos de 1 hora
  • Otras MascotasAlto
  • RuidosoComunicativo
  • AlergiasNo
  • GuardiánMedio
  • GrupoPolivalente

Descripción

El spitz alemán pequeño es un perro pequeño, compacto y de pelo largo, con la cabeza típica de los spitz y la cola curvada sobre el lomo. Puede presentar todos los colores y variaciones (encontrarás más información en el estándar de la raza). El sexo del perro debe saltar a la vista: los machos tienen un aspecto masculino y las hembras, femenino. Los klein adultos tienen una altura de 23 - 29 cm y pesan 8 - 10 kg.

Origen

El spitz alemán desciende directamente de los perros pastores nórdicos, como el samoyedo, que fueron traídos a Alemania y Holanda por los vikingos durante la Edad Media. Estos perros se extendieron después por toda Europa y se cruzaron con otros perros pastores, dando lugar al nacimiento del tipo spitz. En el s. XVIII, el spitz se puso de la moda en la alta sociedad británica y, en la época victoriana, se desarrolló un tamaño más pequeño, creando el pomerania. El spitz alemán actual tiene dos tamaños en el Reino Unido y se ha prohibido el cruce entre ambos. Sin embargo, a veces nacen perros pequeños en las camadas de tamaño mediano y viceversa, debido a su ascendencia mixta.

Personalidad

El spitz alemán es un perro feliz y amistoso. Es un compañero fiable y equilibrado que no debe mostrar signos de nerviosismo ni agresión. Son muy activos y atentos. Adoran la compañía humana y nada les gusta más que participar en cualquier actividad de la familia.

Salud

El spitz alemán suele ser una raza de salud relativamente buena. Como muchas razas, puede sufrir trastornos oculares hereditarios, por lo que se recomienda hacer un chequeo de la vista antes de criar. Esta raza puede sufrir también epilepsia y desplazamiento temporal de rótula.

Ejercicio

El spitz alemán necesita poco ejercicio en comparación con otras razas más grandes. Alrededor de media hora al día debe bastar para un perro adulto, aunque aceptará más de buena gana si se le da la oportunidad. Disfrutan de una carrera o paseo, y se mantendrán ocupados en el jardín todo el día.

Nutrición

Los perros pequeños cuentan con un metabolismo rápido, lo que significa que queman energía a un ritmo muy alto. Esto supone que, con un estómago tan pequeño, deben comer poco pero a menudo. Los alimentos para razas pequeñas están específicamente ideados con proporciones adecuadas de nutrientes clave y unos granos de pienso de menor tamaño que se adapten a bocas más pequeñas. Esto, además, estimulan la masticación y mejora la digestión.

Aseo

Como norma general, un cepillado a fondo varias veces a la semana mantendrá su pelaje limpio y sin nudos. Es conveniente cepillarlo a contrapelo. Hay que prestar especial atención a las orejas y a los codos, ya que aquí es donde se forman nudos con mayor rapidez. Los machos tienden a mudar una vez al año y las hembras, dos: será entonces cuando haya que retirar la mayor parte del pelo.