Pestaña abrir nuestros pequeños héroes

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Spitz finlandés

  • TamañoMedio
  • PeloMedio / Largo
  • MudaModerado
  • AseoMás de una vez a la semana
  • Adecuado para estar soloDe 1 a 3 horas
  • Otras MascotasMedio
  • RuidosoComunicativo
  • AlergiasNo
  • GuardiánAlto
  • GrupoDe caza

Descripción

Este perro de tamaño mediano tiene el aspecto típico de un spitz (orejas levantadas como las de un zorro, pelaje grueso y cola poblada curvada sobre el lomo). Los machos adultos tienen una altura de 43 - 50 cm; las hembras, 39 - 45 cm. Una vez desarrollados por completo, suelen pesar 14 - 16 kg. El pelaje es rojo-oro o rojo-marrón en el lomo, con zonas más claras y un manto inferior de tonalidad más clara (encontrarás más información en el estándar de la raza).

Origen

El spitz finlandés ha sido un perro de caza durante siglos y aún se le usa para este fin en su país natal, donde sigue el rastro de urogallos y gallos lira y ladra para alertar al cazador del paradero de las aves. En el pasado colaboraba en la caza mayor, incluida la del alce y del oso. Su naturaleza ladradora y valiente le convierte también en un perro guardián ideal. Es un perro muy popular en Finlandia hoy en día, aunque esta raza nacional estuvo a punto de extinguirse en la última mitad del s. XIX, cuando la mejora de los transportes llevó al spitz finlandés a cruzarse con otros perros, pero los criadores especializados trabajaron duro para garantizar su futuro.

Personalidad

El amistoso y activo spitz finlandés es un perro que está siempre alerta, es atrevido y valiente, y posee un acusado instinto para la caza. Aunque es bastante independiente, se muestra fiel a sus seres queridos y disfruta con la compañía de los niños, lo que le convierte en un buen perro de familia. Es ladrador por naturaleza, por lo que será necesario enseñarle a callarse cuando se le ordene.

Salud

En general, el spitz finlandés es un perro que disfruta de buena salud y no sufre trastornos importantes relacionados con la raza.

Ejercicio

Un spitz finlandés adulto necesitará alrededor de una hora diaria de ejercicio, aunque preferirá más. Como cabía esperar, le encanta el clima frío, por lo que no es un buen perro para los aficionados a pasear a su perro en días cálidos. Prepárate para que el instinto de caza de este perro se dispare al soltarle la correa: déjalo correr sólo en zonas seguras y alejadas del tráfico, y enséñale a volver cuando lo llames.

Nutrición

La dieta de su perro debe contener la proporción adecuada de todos los principales grupos de nutrientes, incluyendo un continuo suministro de agua fresca. También es importante realizar comprobaciones regulares con la herramienta 'estado físico' para asegurarse de que mantiene a su perro en perfecta forma y recordar que debe darle de comer dos veces al día siguiendo las pautas de alimentación de su alimento específico.

Aseo

Su pelaje doble de mediana longitud está formado por un manto inferior espeso bastante corto cubierto por un manto superior áspero. El pelo del cuerpo es de tamaño mediano con flecos más largos en la cola y en la parte posterior de las patas. El pelaje es más corto en la cabeza y en la parte delantera de las patas. La gorguera (alrededor del cuello y de los hombros) es más abundante en los machos. Un cepillado dos veces por semana es más que suficiente, si bien en época de muda será necesaria una atención diaria.