Pestaña abrir nuestros pequeños héroes

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra

Yorkshire Terrier

  • TamañoDe compañía
  • PeloMedio / Largo
  • MudaNinguno
  • AseoDiario
  • Adecuado para estar soloMenos de 1 hora
  • Otras MascotasBajo
  • RuidosoComunicativo
  • Alergias
  • Guardián
  • GrupoDe compañía

Descripción

El Yorkshire Terrier es una raza de tipo toy muy conocida por sus mechones de pelo suelto de una textura muy similar a la del pelo humano. El color de su pelaje es también bastante inusual, de un color azul acero mezclado con dorado (o café). Parece darse mucha importancia a sí mismo, con su cabeza bien alta. Los machos miden entre 18 y 20 cm y no suelen pesar más de 3,2 kilos.

Origen

Se cree que unos pequeños terriers llegaron de la mano de los tejedores escoceses que emigraron desde Escocia hasta el condado de York (Yorkshire) y el Condado de Lancaster (Lancanshire) en la década de 1850. Estos "Terriers Escoceses" a menudo denominados también "Terriers de Halifax" se cruzaron con los terriers pequeños propios de la zona. Se cree que los Yorkshire tienen en su linaje ejemplares de Manchester Terrier, Maltés, Skye Terrier, Dandie Dinmont Terrier y Paisley Terrier. Exhibido como Terrier Escocés en 1861, este perro se popularizó más adelante con el nombre de Yorkshire Terrier, y así quedó reconocido por el British Kennel Club en 1886.

Personalidad

El Yorkshire Terrier es un perrito pequeño con un gran carácter. Se trata de un perro que en un momento estará acurrucándose feliz en el regazo de la abuela y, al minuto siguiente, saltará por los aires para salir corriendo tras el Rottweiler del vecino, haciéndole entender quién manda. Después de todo, los Yorkshire son perros terrier, y defenderán su territorio con valentía.

Salud

Los Yorkshire Terrier suelen tener una vida muy larga. Sin embargo, tienen cierta predisposición a los problemas oculares, a los desplazamientos temporales de la rótula, a una enfermedad específica de los huesos de los muslos, piedras en la vejiga, trastornos en la tráquea y una enfermedad congénita del hígado.

Ejercicio

Para que su Yorkshire se mantenga sano y en forma, el ejercicio diario es obligatorio. A los Yorkshire les encanta caminar y trotarán kilómetros y kilómetros si se les deja. A estos perros les encantan los paseos cortos, siempre y cuando encuentren un rastro que seguir para estimular así su mente. Recuerde siempre que los Yorkshire no son solo perros falderos, sino que les gusta correr, recoger lo que le tire y jugar, como a cualquier otro perro. Un adulto de esta raza necesitará, como mínimo, media hora diaria de ejercicio.

Nutrición

Los perros de compañía cuentan con un metabolismo rápido, lo que significa que queman energía a un ritmo muy alto. Esto supone que, con un estómago tan pequeño, deben comer poco pero a menudo. Los alimentos para razas pequeñas están específicamente ideados con proporciones adecuadas de nutrientes clave y unos granos de pienso de menor tamaño que se adapten a bocas más pequeñas. Esto, además, estimulan la masticación y mejora la digestión.

Aseo

Durante su época de cachorro deberá cepillar su pelo a diario, empleando un peine y un cepillo para asegurarse de eliminar todos los posibles enredos que tenga. La coleta de la cabeza deberá deshacerse, cepillarse y volverse a hacer. Dejarle una gomilla puesta varios días destruiría su pelaje. Deberá comprobarse también el pelo alrededor y por debajo de la cola para comprobar que no haya restos de excrementos. También tendrá que cepillar sus dientes a diario, ya que su pequeña boca tiende a apiñar los dientes, por lo que les pueden salir caries. Cuando acumule un poco de experiencia, no tardará más de 15 minutos en el aseo diario de estos perros.