PULGAS EN GATOS

Pulgas en gatos

PULGAS EN GATOS

Pulgas en gatos

PULGAS EN GATOS

Pulgas en gatos
November 08, 2019

PULGAS EN GATOS

Las pulgas son parásitos comunes en los animales callejeros y pueden afectar también a los gatos domésticos si no se tiene cuidado. Estos parásitos se alimentan de la sangre de las mascotas y se reproducen y transmiten con rapidez. Por eso, cuando el gato de una casa contrae pulgas, lo mejor es atajar el problema con rapidez para que afecte lo menos posible a su salud.

El problema de las pulgas no es fácil de solucionar si no se le pone remedio pronto y, en caso de detectarlas, debemos actuar cuanto antes para evitar mayores inconvenientes. Por eso, si sospechamos que nuestra mascota las sufre, vamos a recomendaros cómo detectarlas, eliminarlas y que tipo de tratamientos posteriores debemos tener en cuenta para mantener su salud.

Cómo detectar las pulgas en tu gato

Lo primero que se debe saber es que el comportamiento de los gatos cambia cuando sufren un problema de pulgas y es probable que parezcan más cabizbajos o deprimidos. También es habitual verlos rascarse de forma muy localizada, especialmente en la cola o tras la cabeza. Aunque este tipo de comportamiento no siempre resulta extraño en los gatos, ya que pasan mucho tiempo limpiándose o rascándose, el rascado excesivo puede ser muy nocivo.

Con su cepillo habitual para quitarle el pelo sobrante se puede comprobar de una manera sencilla si tiene pulgas. Con cuidado, hay que pasárselo despacio de abajo hacia arriba y fijarse en los tramos de piel que queden a la vista: las pulgas suelen estar en la base del pelo y son visibles al ojo humano. Además, debemos observar el mismo cepillo, ya que pueden haberse quedado en él. Recomendamos buscar especialmente en la base de la cola, el lomo o la barbilla.

La localización de estos pequeños insectos, normalmente de no más de 3 milímetros y color rojizo, suele ser entre el vello de los felinos.

Si crees que tu gato puede padecer y tener pulgas, si no las detectas y persiste el comportamiento extraño de tu gato, llévalo al veterinario. Él hará un diagnóstico sobre si sufre un problema de pulgas o de otro tipo.

Cómo eliminar las pulgas en gatos

Si queremos eliminar las pulgas en nuestro gato, lo primero que debemos hacer es darle un buen baño. Sabemos que los gatos son animales muy limpios, pero su lengua no es suficiente para quitar las pulgas. Aunque puede ser estresante para los felinos, un baño les ayudará con este problema.

El baño del gato debería ser con agua tibia, champú especial para gatos, su peine habitual y, sobre todo, cariño y paciencia. Es importante no dejar ni rastro del champú en su cuerpo y usar una toalla de color claro para secarlo, puede que en ella se queden algunas pulgas. Aseguraros de limpiar todo lo que sea susceptible de contener parásitos para evitar riesgos.

Además del baño, existen productos antipulgas en cualquier tienda de mascotas. Estos suelen dividirse en cinco tipos distintos:

  • Collares antiparásitos: repelen las pulgas y además sirven como medida de prevención.
  • Pipetas: sirven para aplicar productos antipulgas de forma localizada. Cada modelo tiene sus instrucciones de uso particulares.
  • Sprays o pulverizadores: se usan para aplicar productos antipulgas por todo el pelaje del animal. Es un método autorizado a partir de su cuarto día.
  • Comprimidos: se administra un comprimido de forma periódica para eliminar las pulgas o evitar que se reproduzcan.
  • Champús antipulgas: jabones que sirven para eliminar las pulgas.

Es recomendable que antes de proceder con un producto consultéis sobre su uso al veterinario. Algunos no son recomendables si no está confirmado al 100% que vuestro gato sufre a causa de las pulgas.

Para quitar las pulgas de los gatos pequeños, siempre es recomendable acudir a un veterinario para un mejor diagnóstico. Requieren de un cuidado especial.

Tratamientos posteriores de pulgas

Una vez que se han eliminado las pulgas del gato, es importante prevenir para que no vuelva a sufrir estos molestos parásitos. El mejor modo de hacerlo es mediante unos tratamientos preventivos, tanto en el gato como en el hogar. A veces es complicado saber cuál ha sido la fuente de las pulgas: contagios por otro animal, parásitos aislados, las ha cogido al salir fuera de casa… Puedes tener indicios, pero no siempre una confirmación. Además, hay que prevenir por si la mascota ha extendido las pulgas por el resto de la casa.

Es importante lavar las zonas donde el gato esté habitualmente. El cojín en el que descansa, el espacio donde duerme o desde el que te observa cuando ves la televisión… Es mejor que pase por la lavadora todo lo que pueda lavarse en ella.

El rascador, los suelos, la cama y demás espacios de la casa deben ser higienizados con la aspiradora. Es el método más adecuado para eliminar las pulgas de los gatos que todavía estén por la casa, los huevos y las larvas que se esconden en los rincones. Las máquinas de vapor (vaporetas) también eliminan las distintas fases de las pulgas por el choque de temperatura. Aunque en ningún caso deben utilizarse con los animales.

Por último, hay que fregar los suelos de la casa para evitar que queden restos de suciedad de la que podrían alimentarse las larvas.

Además de todo esto, también se recomienda realizar procesos de prevención de pulgas en el mismo animal. Para eso existen distintas fórmulas y productos, desde los collares antiparásitos a sprays que sirven para minimizar la presencia de pulgas en gatos. El veterinario puede asesorar sobre los productos más novedosos y eficaces.

En caso de que el gato sea de los que sale fuera de casa e interactúa con otros animales, sean o no domésticos, debemos prestar especial cuidado a la prevención de las pulgas.

Recordad que un veterinario es la persona que mejor aconsejará sobre las pulgas en gatos y el modo en el que se debe tratar.

Comparte este producto con otras personas

EmailtwitterFB