Daniel

Veterinario y Responsable Regional del Purina Institute en Purina

INGREDIENTES

Ir a la sección >

Mientras que los gatos son carnívoros obligados y necesitan algunos nutrientes esenciales que solo se encuentran en alimentos de origen animal, los perros, al ser omnívoros, pueden adaptarse a una dieta vegetariana o incluso vegana siempre que esté bien equilibrada. Sin embargo, este tipo de dietas puede ser deficiente en muchos nutrientes importantes y, por lo tanto, lo mejor es consultar a un veterinario o nutricionista animal si tienes previsto alimentar a tu perro con este tipo de dieta.

Los gatos son carnívoros obligados, lo que significa que requieren nutrientes específicos que se encuentran de forma más abundante en los tejidos animales pero no en las dietas puramente vegetarianas:

  • Los gatos tienen un alto requerimiento en proteínas y aminoácidos, que sus cuerpos usan muy rápidamente. Si escasean los recursos proteicos, no pueden adaptarse y reducir la capacidad, cosa que los hace especialmente sensibles a las deficiencias.
  • La taurina (un aminoácido que se encuentra exclusivamente en las proteínas de origen animal) es especialmente importante en la nutrición de los gatos. Su deficiencia puede provocar ceguera o a insuficiencia cardíaca. Los gatos tienen una capacidad mínima para sintetizar suficiente taurina para satisfacer sus necesidades y, por lo tanto, necesitan un suplemento dietético, que se encuentra exclusivamente en productos derivados de animales. Aunque existen suplementos sintéticos, estos pueden tener una en biodisponibilidad variable y no hay margen de error.
  • El ácido araquidónico (un ácido graso esencial) es otro ejemplo de un nutriente que necesitan los gatos y que solo puede obtenerse de fuentes de origen animal, junto con la pro-vitamina A (retinol), ya que los gatos no pueden obtener toda la cantidad necesaria de la pro-vitamina A de las verduras.
  • Los gatos también necesitan mantener unos buenos niveles de vitamina B12, que se encuentran de forma natural en la carne.

Los perros están clasificados como seres omnívoros. Esto significa que pueden satisfacer todas sus necesidades nutricionales a partir de carne o de ingredientes vegetales y pueden adaptarse a una dieta vegetariana para perros siempre que esté bien equilibrada. Un veterinario o nutricionista animal debe revisar cuidadosamente tanto las dietas vegetarianas como las veganas, ya que pueden presentar deficiencias de algunos aminoácidos, vitaminas y minerales.