Amélie

Especialista en Materias Primas para alimentos de mascotas en Purina

INGREDIENTES

Ir a la sección >

Los azúcares, como la glucosa, fructosa, lactosa, maltosa y otros, son grupos de carbohidratos, que son un macronutriente esencial, junto con las proteínas y las grasas. A pesar de la mala prensa que tienen por las tendencias en nutrición humana, los azúcares, con moderación, pueden desempeñar funciones importantes en los alimentos para mascotas. Se encuentran de forma natural en muchas frutas, verduras y productos lácteos. Una pequeña cantidad de azúcar en los alimentos puede proporcionar una fuente de energía, mejorar la palatabilidad y procurar que un producto conserve su textura y suavidad durante toda su vida útil. Es el consumo excesivo de calorías a través de todos los grupos de alimentos, y no el azúcar o los carbohidratos específicamente, lo que supone un factor de riesgo primario para la obesidad en gatos y perros.

Los azúcares se encuentran de forma natural en muchas frutas y verduras utilizadas en los alimentos para mascotas como manzanas, calabazas, zanahorias, boniato, tomates, guisantes o espinacas.

La mayoría de los carbohidratos en los alimentos completos y equilibrados provienen de carbohidratos "complejos" (por ejemplo, cereales, patatas y ciertas plantas leguminosas). Dentro de los alimentos para mascotas, los azúcares simples (como la sacarosa, dextrosa, fructosa, etc.) representan un porcentaje muy pequeño de la energía metabolizable total de la dieta.

Algunos desempeñan un papel importante en la nutrición de las mascotas. La glucosa, por ejemplo, es la principal fuente de energía para las células del cuerpo, mientras que la lactosa es fundamental para el desarrollo temprano. Tanto los perros como los gatos pueden metabolizar y utilizar los azúcares dietéticos contenidos en los alimentos para las mascotas. Una pequeña cantidad de azúcar puede mejorar el sabor de estos alimentos. Por ejemplo, se emplean para crear aromas naturales como "tostado" o "a la parrilla" cuando se combinan con otros ingredientes durante el proceso de cocción. Otras funciones de los azúcares en los alimentos para mascotas son aumentar la vida útil de los productos, proporcionar un color visualmente atractivo o mejorar la textura y la suavidad del producto. 

El término "varios azúcares" que aparece en las etiquetas de los alimentos para mascotas es una descripción de la categoría, que puede referirse a los distintos azúcares (por ejemplo, la sacarosa, fructosa,  glucosa, entre otros). Debe usarse siempre en plural (“azúcares”) incluso si la receta contiene solo un tipo de azúcar.

Muchas personas asocian el azúcar en los alimentos para mascotas como la causa de la obesidad. Sin embargo, uno de los principales factores de riesgo de obesidad en perros y gatos es la ingesta calórica excesiva. Gramo por gramo, los azúcares tienen menos calorías que las grasas o las proteínas. La obesidad, y no el azúcar en la dieta, es el principal factor de riesgo de diabetes mellitus en perros y gatos. Lo más importante es mantener una condición corporal ideal y limitar los alimentos que no sean completos y equilibrados a menos del 10 % de la ingesta calórica total de la mascota.